James Wan pone orden y pide a fanboys y haters de 'Aquaman' que se porten bien en redes

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 3 de enero del 2019

¿Es necesario, chicos? Aparentemente, si.

Hay un único axioma irrevocable en el mundo y es “no puedes satisfacer a todo el mundo.”. Y no, ni tan siquiera Aquaman, la primera aventura en solitario, puede satisfacerlos a todos. O, al menos, ese es el caso para James Wan, que después de tomar por asalto el océano con la aventura sumbarina del buenazo bombón de Arthur Curry y romper la taquilla mundial, se encuentra con otro tipo de villanos… A saber: el ejército de trolls en línea. Y -fiel al arquetipo superheróico- también hace justicia.


Ya lo sabemos: Twitter es una tierra de nadie dividida en dos facciones más o menos fundamentalistas. Por un lado, están los fanáticos acérrimos que defienden a ultranza, capa y espada todo producto del UEDC. Por el otro, los detractores salvajes que se pasan el día amargando a la gente. En el medio, está James Wan -director de la última entrega de DC- poniendo orden y deteniendo una verdadera guerraa online. Y no, no es contra el malévolo hombre pez de Orm, el atlante de raza pura que pretende reclutar a los siete reinos submarinos para conquistar el mundo de la superficie (obvio, como venganza por la contaminación humana).


Pero, como bien sabemos todos, la solución más sencilla es tomarse a la armada de haters en línea con filosofía, y aprovechar para intentar imprimir una buena lección moral. Eso fue lo que intentó hacer el director James Wan, que pidió calma ante las divisivas reacciones de los detractores y fundamentalistas de Aquaman. Y, convengamos, podemos entenderlo: sólo se puede amar u odiar a una película que nos muestra a un pulpo tocando bongós (true story).


Así que tomó la misma herramienta que fanboys y haters por igual para intentar poner un poco de orden. "Ha llegado a mi atención que alguna gente está siendo acosada por algunos fans porque no les gusta Aquaman. Por favor, no hagan eso. No es la clase de apoyo que quiero. Sean respetuosos. Viceversa, está bien que no te guste mi film, pero no hay necesidad de atacarme personalmente, o etiquetarme en mensajes de odio. Paz”, publicó el director por Twitter. Y nos sorprende un poco: después de todo, la película tiene críticas sólidas y ya superó en taquilla a Justice League, Man of Steel y Suicide Squad.

La situación nos evoca mucho la Rian Johnson ante la respuesta odiosa del fandom ante The Last Jedi, que después se demostró que era una operación política. Johnson no sólo tuvo que pedir respeto ante los ataques que, al final, hicieron que actrices como Kelly Marie Tran tuvieran que abandonar las redes; sino que también sintió que debería agradecer a quienes lo defendieron.


Imagen de portada: Warner Bros.

Tags:

Dc