Jamás adivinarás qué es lo que hace que Álex de la Iglesia siga haciendo cine [VIDEO]

Una pista: es amargo como la derrota.

Alex de la Iglesia es puro desplante neorromántico. El mutante del cine español arriesga, gana y hasta tiene premio con la nueva apuesta cinematográfica de El Bar y lo demuestra: no hay límites imaginables a la hiperkinesia cerebral. Y tampoco derrotismo cuando el motor del cine es la frustración de saber que uno no está en plena actividad.

"Es el fracaso", explicó de la Iglesia. Aparentemente, ni cuando haces una película, o dos, o diez o mil sabrás los gajes del oficio y la única manera de eludir al fracaso es seguir haciendo y seguir fracasando. "¿Qué hago que no estoy grabando, pásame un iPhone", ironizó el director. ¿Y por qué tanta hiperactividad? "Es que supera con creces la vida real", sentenció. Y nos enamoró.


(Imagen de Portada: CoverSet Locations)