La increíble historia real detrás de 'El Caso de Richard Jewell'

María Paula Ríos · _Live_in_Peace

Publicado el 7 de enero del 2020

Te contamos más detalles sobre el caso verídico en que se basó Clint Eastwood.

Al director ganador del Oscar, Clint Eastwood, sin dudas le gusta llevar a la pantalla grande historias reales, ya lo hemos comprobado con películas como La Mula, 15:17 Tren a Paris, y Sully, entre otras. Por lo tanto, su última cinta, El Caso Richard Jewell, no es la excepción; esta se centra en el atentado ocurrido en Parque Olímpico del Centenario, en Atlanta 1996, mientras transcurría un show por motivo de los Juegos Olímpicos. Y la repercusión mediática que hubo en torno a quién descubrió la bomba casera: el entonces guardia de seguridad Richard Jewell.

Lo cierto es que Eastwood ha realizado una investigación meticulosa de este héroe devenido en sospechoso, y si bien la historia que narra parece ser bastante fiel a lo ocurrido, ha levantado alguna que otra controversia, sobre todo por cómo aborda el personaje de la ya fallecida reportera Kathy Scruggs. Todo comienza cuando el 27 de julio de 1996, en medio de un concierto en el Parque del Centenario, alrededor de la una de la mañana, un hombre llama al 911 advirtiendo que hay una bomba. 20 minutos después ocurre una explosión que termina con la vida de dos personas y deja a cientos de heridos.



¿QUIÉN ERA RICHARD JEWELL?

Este atentado podría haber cobrado más víctimas sino fuera por las acciones del guardia de seguridad Richard Jewell, quien notó una mochila debajo de un banco; ante la sospecha, ayudó a limpiar el perímetro antes de que la bomba explotara. Si bien al principio fue aclamado como héroe, de repente se convirtió en el principal sospechoso del caso, debido a su historial.


Mientras trabajaba como guardia en un edificio, Jewell había detenido a una pareja por hacer demasiado ruido, y a su vez fue arrestado por hacerse pasar por un policía; también había recibido quejas cuando trabajaba en el campus de Piedmont College, ya que allanaba los dormitorios de los estudiantes sin permiso. Por lo que los agentes del FBI asignados a este caso, desarrollaron la hipótesis de que Jewell había colocado la bomba, para quedar cómo un héroe ante el mundo.

Encima en un allanamiento en su casa descubren una extensa colección de armas y partes de escombros del bombardeo, tipo souvenir. Luego de que un informante del FBI le cuenta esta teoría a la periodista del Atlanta Journal, Kathy Scruggs, ella escribe un artículo que sale en primera plana y se desata toda una persecución policial y mediática sobre el supuesto acusado y su madre.



¿TODO LO VISTO EN LA PELÍCULA FUE REAL?

Más allá de la mirada que aporta Eastwood, si, todo fue tal cual: es cierta la descompostura de Richard mientras trabajaba; también que vivía con su madre en el momento que ocurrieron los hechos; la acusación del director del Piedmont College; que el acoso mediático fue feroz, lo llegaron a comparar con un asesino de niños y en varios programas se burlaban de su aspecto; los trucos del FBI; y que contrató al abogado sureño Watson Bryant para que lo defendiera.


richard jewell

Olivia Wilde y la verdader Kathy

Lo único que parece disentir con lo que se cuenta en el film, es que la periodista Kathy Scruggs nunca se acostó con un agente del FBI para conseguir la primicia. Lamentablemente Kathy falleció en 2001, y no puede defenderse; pero sus amigos y compañeros de trabajo están de acuerdo en que ella nunca hubiese cambiado su cuerpo por información, ni se conoce ninguna evidencia que sugiera que lo hizo. Lo cierto es que después de este suceso, ella sufrió un grave deterioro en su salud.



¿CUÁNTO SE TARDÓ EN ATRAPAR AL VERDADERO CULPABLE?

Tras meses de una intensa investigación, no se presentaron cargos contra Jewell, básicamente porque no hubo ninguna prueba en su contra, pero el daño personal ya estaba hecho. Llevó más de siete años capturar al verdadero terrorista, Eric Robert Rudolph, quien bombardeó dos sitios más en Georgia (una clínica de abortos y un bar de lesbianas).


Después de lo ocurrido Richard Jewell pasó gran parte de su tiempo tratando de reparar su vida, incluso demandó a los medios que lo acusaron injustamente. Se convirtió en un oficial de policía en una pequeña ciudad de Georgia, perdió varios kilos y se casó. El 29 de agosto de 2007, como resultado de una insuficiencia cardíaca, Richard falleció a los 44 años. Su madre, Bobi Jewell, siente que el estrés de su terrible experiencia contribuyó a su muerte prematura.

¡Que historia, ¿no?! Ya la puedes ver en cine y ejecutada de manera excelente por el maestro Clint Eastwood.


(Foto de portada: Warner Bros.)



Tags: