HBO rechazó la serie del 'El Señor de los Anillos' para centrarse en 'Game of Thrones'

Paloma Díez Pérez · PalomaPapaya_pt

Publicado el 1 de diciembre del 2017

Richard Pepler, director ejecutivo, explica los motivos por los que HBO no mostró interés por adaptar el clásico de Tolkien.

El Señor de los Anillos es uno de los mayores referentes para los amantes de la fantasía. Precisamente, ahora que está de moda el género fantástico Warner Bros. realizó un proyecto millonario para convertir este clásico en una serie de televisión. Muchas cadenas y plataformas de streaming lucharon por obtener los derechos, pero ahora hemos sabido que HBO rechazó la adaptación de las novelas de J.R.R. Tolkien desde el principio.

Así lo ha confirmado Richard Pepler —el director ejecutivo de HBO— durante una conferencia que tuvo lugar en la Business Insider’s Ignition 2017: “prefiero poseer nuestra propiedad intelectual al 100%... y preferiría trabajar con un producto que esté completamente vinculado a nuestra marca”, explicó en unas declaraciones que fueron recogidas por Variety.

(Imagen: New Line Cinema)

El ejecutivo se refiere a que el cineasta Peter Jackson ya realizó una trilogía de películas que están muy asociadas con la marca del Señor de los Anillos, de la misma manera que cuando alguien piensa en Game of Thrones relaciona rápidamente esta ficción con HBO.

Pepler ha explicado que el éxito obtenido por el drama medieval-fantástico ha sido toda una sorpresa y, por eso, prefieren seguir ampliando el universo de Canción de Hielo y Fuego con la firma de HBO. Es más, la serie finalizará con la octava temporada pero la cadena ya está desarrollando cinco guiones con diferentes historias de la saga para realizar una precuela.

(Imagen: New Line Cinema)

Otra de las razones por las que HBO rechazó adaptar El Señor de los Anillos desde un principio fue su alto coste. Amazon ha pagado 250 millones para hacerse con los derechos del clásico de Tolkien. Y eso no es todo, ya que el presupuesto de cada temporada estará cerca de los 100 o 150 millones. Es una decisión muy cara y demasiado arriesgada. Este proyecto ya cuenta desde sus inicios con mucha presión para que todo salga a la perfección y no recordemos esto como uno de los mayores fracasos de la televisión.



(Imagen de portada: New Line Cinema)

Tags: