'Game of Thrones': Sophie Turner revela uno de los secretos mejor guardados de la serie

Paloma Díez Pérez · PalomaPapaya_pt

Publicado el 27 de febrero del 2018

Es la comidilla de Los Siete Reinos...

Desde los 13 años Sophie Turner ha interpretado a Sansa Stark en Game of Thrones. La actriz es una gran conocedora de los secretos de la producción y, por fin, ha revelado uno de los detalles más importantes y ocultos de la serie: tiene que ver con las pelucas. ¿Podrías decir quiénes del elenco las utilizan?

Estás pensando en actrices, ¿no es cierto? Pues atención a lo que dice Sophie: “no podría contar la cantidad de pelucas que usamos en ese programa si quisiera; casi todo el mundo usa una. A muchos hombres les pegan injertos de cabello y probablemente no les gustaría que la gente lo supiera, pero es la verdad. O usan pelucas para la barba, o usan pequeñas piezas de cabello para rellenar los huecos de sus barbas”, confesó para refinery29 en unas declaraciones que han causado mucho revuelo en las redes sociales.

¿Será Kit Harington uno de los actores que utilizan los injertos? La actriz se negó a dar nombres, pero el intérprete de Jon Snow es conocido por su orgullosa melena. La vanidad no es un rasgo solo de los Lannister y estamos seguros de que ahora muchos fanáticos mirarán de cerca la serie para descubrir quién utiliza pelucas.

La enorme y poco discreta peluca de Sansa. (Imagen:HBO)

La temporada pasada del drama medieval-fantástico fue la primera en la que Turner utilizó una peluca, ya que su participación en la película Josie no le permitió realizar el habitual cambio en el que teñía su rubia melena de pelirroja. Según la actriz, este momento ha supuesto un antes y un después en su carrera: “es casi como si tuviera una personalidad dividida. Mi persona pelirroja es Sansa, que es muy fuerte e independiente. Así que el rojo, para mí, significa una gran fortaleza. Me gustaría pensar que es mi momento Sasha Fierce, pero no soy Beyoncé. Con el rubio es como si volviera a ser Sophie. También me sentí empoderada, porque estaba dejando atrás mi adolescencia y convirtiéndome en mujer”.

La enorme peluca de Turner fue muy criticada en la séptima edición de la serie, así que esperamos que en los seis episodios finales ese gran montón de cabello pelirrojo sea más discreto. Aunque sí sabemos que es lo que nunca haría la actriz para asegurar un trabajo: “no creo que pueda raparme voluntariamente la cabeza por miedo a lo que parecería. Tengo una cabeza de guisante y los hombros anchos, así que no creo que pudiera tener un corte de cabello muy corto. Pero, ¿quién sabe? Cuando Game of Thrones llegue a su fin, tal vez me dé un Emma Watson y me lo corte: quizás me vuelva loca”. Esto último sería marcarse un Cersei, y a este personaje no le espera un gran futuro…



(Imagen de portada: HBO)

Tags: