George R.R. Martin quería que 'Game of Thrones' terminara con una trilogía en el cine

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 23 de enero del 2020

El escritor más sangriento de la literatura contemporánea quería terminar la serie en la pantalla grande.

No hay evangelizados para el finale de Game of Thrones: hay sólo fundamentalistas y detractores. La conclusión de la octava temporada de la sensación mágico-medieval de HBO fue (cuando menos) divisiva y hasta el día de hoy sigue existiendo una grieta irresoluta entre quienes apoyaron las decisiones de la cadena, y quienes exigen una satisfacción y retan a un duelo a David Benioff y Dan Weiss.


El hecho de que acaba de trascender que la idea original de George R.R. Martin era la de darle un final a lo grande a la saga sólo agrega ofensa a la herida. Es que el autor de las novelas y creador de la saga declaró en una reciente entrevista que pensó muy seriamente en terminar la ficción con tres películas.


En este momento, no era mi decisión porque HBO controla los derechos cinematográficos de Juego de tronos. Aparte de eso, habíamos considerado esta opción. Los creadores de la serie querían terminar la saga después de la séptima temporada con tres películas. 'Game of Thrones' iba a terminar en el cine. Hace cuatro o cinco años se discutió seriamente”, y sí, leíste correctamente. La intención era que terminara en el cine.

Claramente, la cadena no estaba a bordo de la idea. "Porque HBO no se involucró. Los responsables decían: 'Producimos series, no trabajamos en la industria cinematográfica'. Cuando HBO ha hecho películas, como ‘Deadwood’, las producen para televisión, no para cines. Todo está cambiando ahora", detalló Martin sobre por qué no llegó a buen puerto.


A beneficio de HBO, sí podemos decir que esta conversación ocurrió hace cinco años atrás, cuando el ecosistema del entretenimiento era muy diferente al de hoy. "¿Qué es el cine hoy? ¿Qué es televisión? ¿Qué es 'streaming'? ¿Netflix hace cine o televisión? Todo se mezcla. Ya no sabemos dónde están los límites entre el cine, las plataformas de 'streaming' y la televisión", señaló acertadamente el escritor.

No sabemos a ciencia cierta qué pasó en el medio con Benioff y Weiss, pero podemos intuir que la decisión de tres películas de dos horas promedio le habría dado bastante espacio para cerrar un par de arcos narrativos con algo de gracia. Ya sabemos que la queja de mucho de los fanáticos respecto de la temporada final era que parecía resuelta a los apurones y que muchos de las subtramas no tuvieron el tiempo de desarrollo que necesitaban para ser satisfactorias. Como, por ejemplo, el descenso a la locura de Daenerys Targaryen no habría sido tan súbito y calamitoso.

Con tres largometrajes, podemos estimar que gran parte de los problemas de ritmo podrían haberse resuelto… Y, bueno, pensar en que la batalla final con los White Walkers sea algo más que sólo un episodio (oscurísimo, dicho sea de paso) nos da algo de la justicia restaurativa que pedíamos a gritos.


Imagen de portada: HBO.

Tags: