'Game of Thrones': la oscuridad de la imagen impidió disfrutar de 'La Larga Noche'

Paloma Díez Pérez · PalomaPapaya_pt

Publicado el 29 de abril del 2019

Debemos ajustar el brillo y la luminosidad de la pantalla si queremos apreciar todos los detalles.

Ya lo dice Melisandre: La noche es oscura y alberga horrores. Pero es que la batalla de la Larga Noche ha sido especialmente oscura y los espectadores de Game of Thrones no han podido disfrutar al completo de toda la acción que nos brindó uno de los mejores capítulos en la historia de la televisión.

Está claro que se narraron muchas historias durante los 82 minutos que duró el episodio, y la luz también tuvo un papel muy activo. O la ausencia de ella. Por eso tuvimos momentos, cuando la noche parecía más oscura y se había perdido toda la esperanza, en los que costó distinguir lo que estaba sucediendo. Como les pasaba a los propios personajes en la serie. Y cómo no, los fanáticos respondieron a este contratiempo en las redes con mucho humor:

"Yo intentando ver a dónde fueron los Dothraki"

"Yo mirando a mi televisión intentando ver esta escena oscura de narices ahora mismo".

"Imágenes en directo de la Batalla de Winterfell".


"Gracias Melisandre por aumentar la iluminación en este episodio".

Además de para acompañar a los personajes en sus peores momentos, el uso de la oscuridad tiene sus explicaciones. En primer lugar, con ella se notan menos los efectos especiales y, en segundo, el director de fotografía Robert McLachlan explicó en la séptima temporada a INSIDER la línea que mantienen en la producción: "si vuelves a ver la primera temporada, hay mucha luz de fondo sin motivo. Incluso en exteriores de día, podrías decir que han sido iluminados. Los cinematógrafos que hemos estado desde entonces, creo que todos estamos en la misma página en la que intentamos ser lo más naturalistas posible... para hacer que estos conjuntos y ubicaciones parezcan como si no estuvieran encendidos por nosotros, sino solo por la Madre Naturaleza o algunas velas, para que se sienta más natural, aunque mejorado en algunos casos".

Esta luz natural era la que perseguía el director de La Larga Noche, Miguel Sapochnik, cuando eligió a Fabian Wagner como director de fotografía, quien explicó a Vanity Fair que quiso "evolucionar la narración de la iluminación a la vez que la narración de los personajes". Y vaya si lo ha conseguido, porque la emoción que sintieron los Dothraki con sus arakh llameantes era contagiosa; pero también fue terrorífico ver cómo se apagaban lentamente tras su ataque. De la misma manera, fue un alivio ver la luz del alba anunciando un nuevo amanecer después de vivir horas muy oscuras.

Meli

Gracias, Melisandre. (Imagen: HBO)

Para finalizar, si todavía no has visto el episodio, tanto como si quieres volver a verlo, te recomendamos que lo veas en completa oscuridad para que no refleje ninguna luz natural o artificial. Ajusta la transmisión del televisor a la mejor calidad y ponla en modo Cine. Si no puedes, minimiza la luz de fondo de la pantalla; aunque con esto lo que está en primer término se verá con brillo. Hagas lo que hagas, nunca alteres el nivel de brillo de tu televisor o todo se verá en grises.

Y si quieres la opinión de todo un experto, aquí te dejamos con el hilo que el director de fotografía Pol Turrents ha creado en Twitter:

(Imagen de portada: HBO)


Tags: