'Game of Thrones': El papel clave de Arya en 'La Larga Noche'

Paloma Díez Pérez · PalomaPapaya_pt

Publicado el 29 de abril del 2019

¡ATENCIÓN! Spoilers del episodio 8x03.

Al final no fueron ni Jon, ni Daenerys. Años de teorías con profecías sobre el Hielo y el Fuego terminaron en nada. Está claro que nos hemos creído todas las falsas pistas que los showrunners de Game of Thrones han ido dejando por el camino y, ante la sorpresa de todos, el Rey de la Noche ha muerto a manos de un inesperado personaje. Esto no lo vimos venir.

A pesar de las muchas veces que se ha equivocado Melisandre, la creímos cuando afirmó que, ya sí que sí, Jon/Aegon era el Príncipe que fue Prometido. Esta vez era la buena. E incluso asumimos que en la profecía había espacio para Daenerys, porque dábamos por sentado que iba a ser uno de los dos. Pero no, al final esta predicción hablaba de Nadie. Han jugado al despiste con nosotros, y lo han hecho muy bien.

No sabemos qué habrá estado haciendo Melisandre durante todo este tiempo, pero en su oportuno regreso a Winterfell ella ya sabía cuál era su propósito. Y como si todo estuviera escrito de antemano, Beric Dondarrion y Sandor Clegane guiaron a Arya hacia la habitación de la fortaleza en la que esperaba la Mujer Roja. Ahí tuvimos la primera pista importante de la noche cuando supimos que el Señor de la Luz había resucitado al Señor del Relámpago en varias ocasiones para que cumpliera su único propósito: mantener a la joven Stark a salvo.

ARya

(Imagen: HBO)

Tal y como predijo Melisandre, ella y Arya habían vuelto a reunirse. Y, tal y como advirtió, la Loba Solitaria iba a cerrar ojos marrones, ojos verdes y… ojos azules. Esa fue la pista definitiva para poner en marcha el plan final; y en caso de que Arya todavía no se sintiera muy convencida, la Mujer Roja recitó en su oído: “¿Qué le decimos al Dios de la Muerte?”—“Hoy no”.

Meli

(Imagen: HBO)

Después de eso, ya no volvimos a saber nada más de la joven Stark. Sin embargo, cuando el Rey de la Noche había reunido a sus lugartenientes en el Bosque de los Dioses para matar a Bran, una pequeña ráfaga de aire sorprendió a algunos Caminantes Blancos. Tras un duro entrenamiento, por fin Arya estaba utilizado todas sus habilidades para pasar desapercibida entre el poderoso enemigo. Tanto es así, que el gran villano solo la tuvo en cuenta cuando ella saltó gritando a su espalda. Con un rápido movimiento, el Rey de la Noche la sujetó en el aire con una mano al cuello y la otra donde tenía la daga. Y fue entonces cuando Arya dejó caer su cuchillo para atraparla con su otra mano y clavársela al enemigo en el pecho —donde estaba el trozo de vidriagón— realizando un movimiento similar al que ya nos entusiasmó la pasada temporada en la lucha con Brienne. De esta forma se ponía fin a la Larga Noche.

Night

(Imagen: HBO)

Si recuerdas bien, Bran dio la daga de acero valyrio a Arya precisamente en el mismo lugar; en el Arciano del Bosque de los Dioses. Seguramente el Cuervo de Tres Ojos ya sabía lo que iba a pasar.

Bran

(Imagen: HBO)

Teniendo en cuenta el entrenamiento con la muerte que ha recibido Arya en su viaje iniciático es curioso que sea ella misma la que termine con la reencarnación de la muerte en sí. Ahora ya tiene sentido por qué Jaqen H'ghar tenía tanto interés en ella y por qué la entrenó y protegió. Está claro que por una vez el Señor de la Luz y el Dios de la Muerte se han puesto de acuerdo por una vez. Valar Morghulis.

(Imagen de portada: HBO)


Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
2 meses antes
Análisis
Expediente Fandango
3 meses antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
4 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
4 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
4 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
3 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
3 meses antes