Fuera de serie: una reflexión sobre la falta de originalidad, los reboots y remakes

Renato Carrasco Urbano · RenatoCarrascoU

Publicado el 21 de marzo del 2017

Series como 'Mr. Robot', 'Breaking Bad' y 'Stranger Things' marcan un punto aparte en esta nueva era televisiva plagada de adaptaciones de viejos clásicos.

En una era donde las series se han convertido en una alternativa viable para escapar de la gran cantidad de reciclados que nos muestra el cine palomitero de hoy en día. Resulta bastante arriesgado y mediocre que, en medio de tan buenos programas, las televisoras se arriesguen a llevar la nueva “moda” de la industria cinematográfica a la pantalla chica. Y es que, en los últimos años, las secuelas, reboots, precuelas y remakes parecen haber colmado nuestra cartelera comercial, obstruyendo el paso a la originalidad y la innovación.

Sabemos que en esta industria los resultados del rating y el box office son los que mandan, determinando que serie sigue al aire o que saga rinde para un par de entregas más; sin embargo, muchas veces las recaudaciones millonarias no son sinónimo de una buena respuesta por parte del público del público inteligente; el internet y las redes sociales se lo han hecho saber en más de una ocasión a las grandes factorías que parecen haberse olvidado que, si bien el dinero es importante para que el business siga en marcha, entregar un producto con siquiera algo de calidad también debería estar entre sus principales objetivos, y no solo en lo que se refiere al aspecto visual, sino también en la consistencia de una buena historia que enganche y empatice con la audiencia.

(Fuente: AMC)

Shows como Mr. Robot, Breaking Bad y Stranger Things nos demuestran que talento hay, y mucho, y que se pueden alcanzar grandes cifras partiendo de una idea original. En los últimos años, venimos soportando reversiones regularnos de clásicos como MacGyver, Arma Mortal, El Exorcista, 24 y hasta Día de Entrenamiento. Como diría Marco Antonio Solis: “¿A dónde vamos a parar?”. ¿Qué sigue? Un remake de Sopranos, The Wire o Lost, esperamos, desde lo más hondo de nuestro ser, que esto no ocurra.

(Foto de portada: fotomontaje - AMC y HBO)

Tags: