Fuera de Serie: series tan buenas que de ser posible se llevarían un Oscar

Renato Carrasco Urbano · RenatoCarrascoU

Publicado el 21 de febrero del 2017

¿Es el momento de que las series tengan su espacio en los Oscar?

Si bien los Emmy son considerados como los Oscar en materia de series y producciones para la pantalla chica, es innegable que la ceremonia que premia lo mejor de la industria televisiva estadounidense no tiene el mismo peso que la otra gala en mención. Los Oscar no solo son más conocidos por el común de las personas, sino que la sola nominación dota de reconocimiento mundial a los actores, realizadores y técnicos que hayan sido nombrados para concursar por las distintas categorías durante la velada que, por lo general, se celebra religiosamente los últimos días de febrero año tras año.

No obstante, esto no quiere decir que las propuestas actuales de la TV no sean igual de interesantes, o más, que los grandes blockbusters, los cuales si bien pueden llevar a millones de personas a las salas de cine, en varios casos (Batman vs Superman, Iron Man 3, por citar algunos ejemplos), terminan desilusionando completamente a los espectadores que acuden a las butacas con la supuesta garantía de obtener un producto de calidad, tanto en el aspecto visual como narrativo.

(Fuente: AMC)

Por otro lado, dejando en un rincón al sector más mainstream del séptimo arte, dentro de la corriente independiente también sucede lo mismo. Son muchas las películas de corte no convencional que llegan a nuestras carteleras pavoneándose de haber obtenido menciones en festivales como Sundance, Cannes, Berlín, Toronto, Tribeca y demás, pero que, a la hora de la hora, te das cuenta que solo los “críticos” y “expertos en el cine” logran entender a cabalidad su supuesta profundidad, matices y trasfondos. Ojo, no estoy aseverando que suceda en todos los casos, pero vamos, no puedes negar que al menos te ha pasado un par de veces.

(Fuente: AMC)

¿Qué pasa entonces? ¿Será que la industria televisiva ha logrado equiparar a su versión megalómana? La respuesta es muy directa: sí. Las series de hoy en día (sin generalizar) son sencillamente sorprendentes y hay algunas que ostentan el título de culto, por las increíbles actuaciones, los impecables aspectos visuales y, lo más primordial, las alucinantes historias que se aprecian en cada uno de sus capítulos.

Entre las grandes ficciones que reúnen todos los requisitos anteriormente menciones y que, por ende, merecerían un Oscar de ser posible, se encuentran programas de la talla de Game of Thrones (2011 – Actualidad), Breaking Bad (2008 – 2013), Mad Men (2007 – 2015), Downton Abbey (2010 – 2015), Los Soprano (1999 – 2007), The Wire (2000 – 2008), Sons of Anarchy (2008 – 2014), Twin Peaks (1990 -1991) y un largo etcétera que de seguro podré nutrir con ayuda de tu comentario.

(Fuente: HBO)

Y es que no es necesario repasar cada una de las cualidades de los programas citados en este artículo, ya que todo buen seriéfilo las conoce muy bien, pero si eres de los que aún está a punto de sumarse a la fiebre, nadie que realmente sepa si quiera un poco de lo que hablo te dirá que estoy siendo un completo fanboy o, la peor calumnia, un mentiroso.

En otras publicaciones ya hemos hablado intensamente de este tipo de shows y del por qué siguen causando sensación hasta el momento, razón por la que te invito a revisar nuestro contenido. Tú, qué opinas ¿Ya viene siendo hora de que la Academia sume siquiera una pequeña mención a las producciones de la pantalla chica?

(Foto de portada: fotomontaje - AMC y HBO)

Tags: