‘Frozen 2’: Elsa por fin puede decir “Libre soy” [Reseña]

Elsa, Anna, Kristoff y Olaf repiten el plato con una aventura que los llevará a tierras nebulosas y un duro pasado que enfrentar.

Luego de la primera entrega en el 2013, era claro que los fans de esta nueva historia iban a querer más. Han pasado 6 largos años para por fin descubrir cuál es el origen de los poderes de Elsa y Frozen 2 nos lo cuenta. Anna y Kristoff le sacan la vuelta al amor convencional de pareja y Olaf –confirmando que es la versión en muñeco de nieve del Burro de Shrek– te hará sacar el Kleenex del bolsillo.

Yendo un poco atrás, recordemos que Frozen: una aventura congelada nos dejó con los poderes de Elsa revelados al mundo, más no de dónde provenían. Con los padres fallecidos, la rubia princesa tomó el trono y gobernó en Arendelle haciendo de él un lugar feliz. En esta segunda entrega Elsa escucha una voz proveniente del bosque, una misteriosa melodía que la invade de dudas y que deberá ir tras ella para liberar a su reino de un inminente peligro.

Hablemos de Anna por un momento y es que los guionistas no se guardaron nada para este personaje. Y no nos referimos a que le hayan otorgado poderes mágicos, nos referimos al carácter, determinación, fortaleza, sabiduría, y amor propio que tiene esta princesa. Su relación con Kristoff queda totalmente en segundo plano, aquí no hay espacio para la damisela en peligro rescatada por el príncipe azul. Y aunque sucumbe ante la soledad, Kristoff entiende cuál es su lugar en este triángulo familiar y sabe que lo principal será apoyar a su amada pelirroja.

Anna querrá repetir el plato de la primera entrega e ir tras su hermana para juntas “salvar al mundo”, pero esta vez no será así. Perdida y desilusionada no logra entender por qué Elsa no la quiere parte de esta nueva misión hasta que descubre que ella tendrá su propia misión, la más importante para el futuro de Arendelle.

frozen 2 disney elsa ana reseña fandango latam

Frozen 2 | Disney

Olaf, el muñeco de nieve hecho de magia, está repotenciado, un generador de risas innato que acompaña a Anna y Elsa en su aventura por el bosque encantado. Tierno, ocurrente, despistado, pero envuelto en una principal característica: la incondicionalidad. Haciendo una rápida analogía, en Frozen 2 está muy claro que Olaf es para Anna y Elsa lo que el Burro es para Shrek y no podemos estar más fascinados con esta idea. Y es que no solo impregna de frescura al desarrollo de la trama y quiebra esos momentos tensos de la película, sino también nos ayuda a ver la vida de una manera mucho más sencilla, desde el ojo de una criatura inocente que recién empieza a descubrir el mundo.

En términos visuales, Frozen 2 ha superado con creces a su predecesora. Ver los poderes de Elsa en pantalla gigante es un bombardeo de colores luminosos que refuerzan este mundo mágico. Sí, es cierto, no creemos que haya una canción que logre la atención que generó “Libre soy”, pero la banda sonora acompaña muy bien la historia y hay una escena protagonizada por Kristoff que no pasará desapercibida.

Sobre las teorías que se especularon todo este tiempo, tenemos para decirte que por fin Elsa está segura de quién es. Ahora sí, sin más, entra a la Cartelera Fandango y compra ya tus entradas para ver esta cinta animada de Disney.



¡Aún no se acaba!

¿Quieres saber qué nos contaron los directores Chris Buck y Jennifer Lee, y el productor Peter del Vecho sobre Frozen 2? Mira el video a continuación:

(Imagen de portada: Disney)



Tags: