Entrevista a Jorge Carmona: “Lo que tratamos de contar es que todos somos uno, y no existen fronteras”

Cristhian Manzanares · manzarock

Publicado el 30 de enero del 2019

Conversamos con el director de ‘Frontera Azul’ sobre la realización de esta ambiciosa película

La historia que nos cuenta la cinta peruana 'Frontera azul' es una de búsqueda y conexión con la naturaleza. Específicamente, con el mar. Dirigida por Jorge Carmona y Tito Köster, la cinta rompe paradigmas en el cine nacional pues nos plantea un viaje visual por los ciclos de la vida del hombre y su relación con nuestro entorno natural. Fue filmada en Alaska, Namibia, Tahiti e Indonesia, además de nuestro territorio.




'Frontera azul' entrará en la cartelera comercial este jueves 7 de febrero y tuvimos la oportunidad de conversar con uno de los directores, Jorge Carmona, para que nos cuente un poco más sobre ella, y su valioso mensaje.

¿Cuál fue la génesis de esta película? ¿Cómo llegan a la idea de realizar una cinta en 5 lugares, con un idioma que no el español?

La concepción, su inicio, era filmar en los sitios donde existiesen ciertas olas atípicas, y volvemos al tema del mar, porque queríamos filmar en estos espacios porque iba a haber un personaje que funcione como el nexo en estas historias, pues el mar lo iba a nutrir de ciertas olas específicas en sitios específicos. Y Alaska viene a ser al final el origen del mar, los polos, el deshielo, el lugar donde se genera toda esta carga energética –incluso queríamos filmar auroras boreales, pero no lo pudimos hacer. Ahí es donde se conjugan todos estos espacios, y se genera las historias alrededor de ellas.

El guion es de Miguel Ángel Moulet. ¿Lo que escribió originalmente es lo que finalmente vemos en pantalla? ¿Cuál fue ese proceso?

Gran parte de la estructura troncal, sí. Hemos trabajado con una escaleta armada por Miguel Ángel. Cuando llegábamos a los sitios, claro, a veces había que reencausar ciertas cosas porque los espacios lo pedían, y lo interesante es que después de rodado y editado, Miguel Ángel pudo construir el voice-over que es lo que amarraba todo. Ha sido un proceso diferente, atípico, de siete años, de reestructurar en el momento, replantear ciertas cosas, con un equipo muy pequeño donde, claro, estábamos un poco a merced de la naturaleza. Miguel Ángel investigó sobre los espacios geográficos, pero estando allá nos dábamos cuenta que había otras cosas, entonces íbamos en busca de alternativas que iban a saliendo en el momento. Pero sí te puedo decir que había una estructura clara planteada desde la perspectiva de Miguel Ángel como guionista.

Respecto a la narración en off, ¿cómo tomaron esta decisión? Es atípico ver una cinta subtitulada en un idioma que es exótico.

La historia de Atka y Ada para nosotros es la que siempre está y corre en paralelo dentro de la película. Y a medida que fue transcurriendo el proceso, sentíamos que el personaje que tenía la autoridad, por el estado en que se encontraba, de poder estar presente en todos los espacios, de tener esta voz omnipresente que abrazaba todo y que atravesaba por todo lo que estaba atravesando, era la de ella. En un principio no iba a ser ella, esto salió después; pero dijimos Ada es, así que hagámoslo en el dialecto que ellos hablan, que es el Yupik.

¿Cómo fue el proceso del casting?

De Perú viajamos cuatro personas, quienes hemos hecho otros trabajos de los que estábamos acostumbrados a hacer. Nosotros contactábamos a productores locales, decidíamos con quién, nos mandaban un presupuesto en función al guion que les enviábamos y arrancábamos el proceso, pero ellos armaban el casting allá. La verdad, no todos son actores, pero sentíamos que funcionaban para el personaje, así que nos mandaban el casting, nosotros preseleccionábamos, llegábamos allá y teníamos unos días de preproducción donde hacíamos callbacks, hablábamos con los personajes y ya decidimos. Un par de días de conversación y ya arrancábamos a grabar. Algunos otros personajes han salido en el momento, en estas reestructuraciones; por ahí pintaba algo, salíamos a buscar, encontrábamos al personaje y a rodar.

Una de las cosas que nos deja la película es esta vuelta a lo primario en la relación del hombre con la naturaleza. Hay un mensaje de regreso a la raíz y de conservación; no solo de la naturaleza, sino también de tus tradiciones, que es ahí donde radica la razón del viaje de los esquimales.

Lo que tratamos de contar es que todos somos uno, y no existen fronteras, y si existen es porque las instauramos nosotros. Esta gran frontera azul, que es una sola, es el mar. En nuestro origen, nosotros venimos del mar y al mar regresamos. La película tiene que ver con eso: Todos somos uno, no importa dónde estemos; todos pasamos por los mismos procesos, no importa quiénes seamos. Al final, todos vamos a regresar a nuestro punto de partida, que es el mar; y si es que vivimos en ciudades costeras, vamos a recurrir al mar como entidad sanadora. Es lo que tiene esta gran fuerza sanadora que es el mar: es la propiedad de sanar, de escuchar, de estimular, y al final el relato… es muy simple, solo que hemos filmado en cinco países. Son personajes apegados a sus raíces, a lo simple de la vida.

Pensando en su estreno comercial, ‘Frontera azul’ luce como una película “difícil” para el gran público. ¿Qué aspiración tienen para su estreno?

Es un proyecto que lo hemos hecho desde lo más profundo de nuestro corazón. Como comunicadores queríamos compartir un punto de vista, hablar de lo que queríamos hablar, en este caso que todos somos uno, que pertenecemos a una misma raza que compartimos un mismo espacio, que nos originamos en un mismo sitio y volvemos a ese sitio. Hemos hecho algunas proyecciones y la gente lo ha podido decodificar, hemos recibido comentarios lindos. No tenemos grandes aspiraciones de retorno comercial en taquilla. Sabemos que esta es una película que no está dentro del canon de las películas comerciales, pero sentíamos la necesidad de hacerla, creímos en el proyecto a medida que fue creciendo, lo entendimos más, lo quisimos más [ríe]. Nos ha costado mucho hacerla, no por el tema económico –que también pesa– sino por un tema personal y logístico. Al final, lo importante es haberlo logrado, la hicimos. Y esa es nuestra mayor recompensa. Algunos comentarios por personas que no tienen nada que ver con el cine han sido súper motivadores y nos dicen que el mensaje ha sido entendido. Eso es lo que de verdad valoramos y agradecemos.



(Imagen de portada: Tondero Distribución)


Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
1 mes antes
Análisis
Expediente Fandango
1 mes antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
3 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
3 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
3 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
2 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
2 meses antes