¡Feliz cumpleaños, Freddie Mercury!

Cristhian Manzanares · manzarock

Publicado el 5 de setiembre del 2018

A propósito del próximo estreno de ‘Bohemian Rhapsody’, repasamos las canciones de Queen en el cine

Un 5 de setiembre de 1946, en Zanzíbar, Tanzania, nacía Farrohk Bulsara. Décadas después, el mundo lo conocería y celebraría como Freddie Mercury, el único e incomparable compositor y cantantes de la banda Queen. No podíamos pasar este día sin celebrar su cumpleaños.



Y no hay mejor forma de celebrarlo que con las canciones de su banda, Queen. Por eso aquí te mostramos aquí algunas de las películas que disfrutamos (mucho más) gracias a su irreemplazable música.

(Disclaimer: No todas las canciones colocadas en esta lista fueron compuestas por Mercury, aunque sí canta en todas y cada una de ellas. Presionen play y disfrútenlas.)




Flash Gordon (Flash Gordon, Ted)

La primera incursión por cuenta propia de Queen en el cine, fue con la grabación de toda la banda sonora para el filme Flash Gordon, producido por Dino de Laurentis. La banda dejaba atrás su pasado netamente rockero de la década de los 70 para explorar otros rumbos musicales apoyado en su curiosidad por el uso de los sintetizadores. Tanto la película como el soundtrack fueron recibidos tibiamente; décadas después, a Seth MacFarlane le pareció buena idea homenajearlos en su comedia de humor grueso, Ted.





Princess of the Universe (Los Inmortales)

Esta fue la segunda y última película en la que Queen colaborara expresamente para su banda sonora. En realidad, fueron canciones que estaban caminos a formar parte de su disco de 1986, A kind of magic, y también decidieron incluirlas en este film; y como puedes ver, en el clip de la canción principal, el actor Christopher Lambert hace un cameo. Vale agregar que esta película sí tuvo mucho mejor recibimiento por parte de público y crítica que Flash Gordon, teniendo incluso un par de secuelas, pero la banda no compuso ningún tema especialmente para ellas.



One visión (Águila de acero)

Parece que 1986 fue un año ideal para las películas de aviación, porque además de la taquillera Top Gun con el taquillero Tom Cruise, también se animaron a hacer esta otra en la que un aspirante a aviador se entera que su padre, también piloto fue detenido en un país del medio oriente, y será ejecutado. A menos que él, por supuesto, se suba a uno de estos jets, vuele hacia allá y... bueno, ya se imaginan cómo termina todo. Eso sí, mientras pilotea su avión, escucha buenas canciones, como esta.



Stone Cold Crazy (Hombre de California)

¿Se acuerdan de Brendan Fraser? Pues, mucho antes de 'La Momia', él hizo de un cavernícola congelado que fue descubierto cerca a una secundaria de la ciudad de Encino, en los Estados Unidos. Obviamente, muchas situaciones graciosas suceden cuando sus nuevos amigos tratan de adaptar a este "troglodita" a la vida de la civilización actual. Entre ellas, subirlo a una montaña rusa.



We are the Champions (La venganza de los Nerds, Alta fidelidad)

Esta canción –junto a su hermana “We will rock you”– ha sido usado en muchísimas películas, pero las recordamos especialmente en este par de cintas algo disímiles y distantes en el tiempo, pero igual de sobresalientes. Se escucha al final de La venganza de los Nerds, haciendo suyo este himno para celebrar su triunfo frente a los abusadores de la secundaria, y ¡todos se unieron! A su manera, Rob Gordon (un brillante John Cusack) también tiene una especie de celebración personal luego de salir airoso (o eso creía él) de su propia casa para que su ex saque sus cosas.





Under pressure (Grosse Pointe Blank)

Nuevamente John Cusack presente, aquí como un despiadado asesino, que decide detener su rutina justo en la época en la que se aproxima la celebración del reencuentro de 10 años de su colegio, lo cual, como podemos ver, choca totalmente con su particular forma de ganarse la vida. La canción está algo editada para encajar perfectamente en los diálogos de la escena, pero simboliza perfectamente la manera como alguien que despreciaba la vida ahora por fin resuelve apreciarla.



Don’t stop me now (Shaun of the dead)

Quizás no haya un apocalipsis zombie tan divertido en el cine como el que propusieron Simon Pegg y Nick Frost en esta cinta. Los cerebros detrás de la ‘Trilogía Cornetto’ nos muestran aquí una hilarante escena en la que, inexplicablemente, en la rockola suena esta canción de Freddie Mercury –considerada como la más “feliz” de la historia– mientras deshacen los cuerpos podridos de los muertos vivientes que se los quieren comer. “David, kill the Queen!” XD



Another one bites the dust (Iron Man 2)

Iron Man. War Machine. “Another one bites the dust”. ¿Es posible superar esto? Exacto. No se puede.



Brighton Rock (Baby Driver)

Esta película fue una de las grandes sorpresas del año pasado, con una historia trepidante y un trabajo de edición espectacular (que le valió una merecida nominación a los premios Oscar); sumado a eso, su soundtrack era alucinante. Una de esas canciones que se dejan escuchar en la cinta, es este tremendo tema guitarrero para dejarnos pegados al asiento.



Bohemian Rhapsody (El mundo según Wayne)

No podía faltar. Y no creemos equivocarnos al decir que esta escena resume toda la esencia del fanatisma hacia el rock y una banda como Queen. Este tema de Freddie Mercury es uno de los más distintivos del género y sin duda, en la forma en que Mike Myers y Dana Carvey la representaron, ha quedado tatuada en nuestras retinas.

Sí, también apareció en 'Escuadrón Suicida'... pero no hablemos de eso.



(Imágenes de portada: 20th Century Fox)