La nueva Sabrina Spellman es alérgica a los gatos... Pobre Salem

Francis Saldaña · @frani224

Publicado el 29 de octubre del 2018

¿Será reemplazado por un tierno cachorrito?

Cuando Netflix presentaba al gato Salem en un spot de El mundo oscuro de Sabrina, no estábamos muy seguros de cuál sería su participación junto a la popular brujita una vez que empezara la serie. ¿Podría hablar? ¿Tendría la misma historia de vida que en la serie de los 90? ¿Podríamos ver cómo luciría como ser humano? El pasado viernes la nueva producción se estrenó con una grata acogida y tenemos algunas cosas que contarte sobre el gato de la familia Spellman.


Resulta que Salem no habla y, a diferencia de Sabrina, la bruja adolescente, el gato tampoco aparece tanto en escena como muchos quisieran, pero esto podría tener una explicación. Resulta que la protagonista, Kiernan Shipka, es alérgica a ellos. “Salem hace lo que puede, pero mi cara necesita un respiro de vez en cuando. Puedo estar en la misma habitación, no es una cosa respiratoria, es cuestión de contacto".

Esta podría ser la respuesta al por qué Sabrina no interactúa tanto en escena con el gato y la relación es bastante distante. También señaló que no solo es un Salem, sino tres, y todos son muy bien portados. “Tenemos tres gatitos, Shaq, Boomer y Edward. Son realmente fantásticos. Sinceramente, son muy profesionales, absolutamente geniales. No tengo nada más que cosas bonitas que decir sobre ellos.”

Ahora que ya sabemos los motivos, no es extraño que el gato no sea un personaje importante en la trama y sea desplazado a aparecer en ciertos momentos sin mucha importancia. El mundo oscuro de Sabrina ya está disponible en Netflix y si aún no has empezado a verla, te recomendamos que ingreses ahora mismo a tu cuenta e inicias una súper maratón.


Portada: 'El mundo oscuro de Sabrina' / Netfix

Tags: