El Mágico Mundo de Netflix: Disney abandona la plataforma de streaming y crea su propio servicio

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 9 de agosto del 2017

¡Esto es todo amigos!

Ya todos lo sabemos: el futuro del negocio televisivo es el streaming. Pensar fuera de la cajita Netflix, el establecido titán del streaming, es inyectarse en una competencia feroz que haría temblar las patitas de varios contendientes... Pero cuando uno es Disney, dueño y señor de los contenidos de Star Wars, Pixar, Marvel y ESPN, bien puede animarse el desafío. Es así que el Imperio Animado anunció hoy la ruptura de sus relaciones con la megaplataforma, apostando a crear dos servicios de streaming propios efectivos a partir de 2019. El cambio es tan innovador como estratégico y ciertamente afectará la dinámica entre los power players, impactando directamente en la manera en la que accederemos a los contenidos digitales. Es que vamos: estamos presenciando historia.

Parece una instantánea sacada de un mal divorcio, pero ya ambos estamparon la firma. Disney se va de Netflix y podría llevarse todo lo propio. ¿El motivo? "Queremos una relación directa entre consumidor y creador", explicó Bob Iger, CEO de Disney en un comunicado de la empresa. En la declaración se confirmó la movida: Disney compró por 1580 millones de dólares el 42 % de acciones de la compañía de streaming BAMTech, que se suman al 33% que ya poseía de ésta. La compra cierra el Disnepuño sobre la firma y se asienta como la competencia directa de Netflix con su propia plataforma de streaming.

Todo va bien para Mickey (Imagen: Disney)

El plan, pues es lanzar dos plataformas paralelas: una con los nuevos contenidos y los próximos estrenos live-action de Dinsey y Pixar; y una segunda con la distribución de ESPN (que da aire a unos 10.000 eventos deportivos, incluyendo el Major League Baseball, National Hockey League, Major League Soccer y el Grand Slam Tennis), que representa la más sólida fuente de ingresos para la compañía y que buscan convertir en en el "principal destino digital" para los aficionados al deporte. "Tenemos que mirar a ambas plataformas como grandes prioridades para la empresa (...) Este es un cambio estratégico extremadamente importante para nosotros (...). Estaría en el primer lugar de nuestra lista, en términos de las prioridades estratégicas de la compañía de los próximos dos años ", aseguró Iger.

Lo cierto es que parece no haber beligerancia entre las compañías (Iger hasta detalló tener una "buena relación" con la gente de Netflix). En cuanto a los planes para sus licencias de Lucasfilms y Marvel, aún se estudia qué se hará con ellas. De acuerdo a los rumores, se analiza tanto dejar esos contenidos en Netflix como una potencial migración al servicio de streaming propio. Desde la plataforma, por su parte, aseguran que esos contenidos seguirán disponibles. De cualquier forma, hay tiempo para decidir: ni habrán cambios en Estados Unidos hasta 2019, momento en el que cesará el contrato que vincula a ambas compañías.

Lo cierto es que la noticia solo afecta a los Estados Unidos y, de acuerdo a sus declaraciones de prensa, seguirán teniendo acceso al material Disney hasta 2019, incluyendo todas las películas nuevas que se estrenen en cines durante el resto del 2018. " Continuaremos haciendo negocios con Walt Disney Company a nivel global en muchos frentes, incluyendo nuestra continua relación con Marvel TV", aseguraron en un comunicado de prensa. Es decir: si vives en Latinoamerica, que no cunda el pánico (por ahora).

Si bien los rumores afirman que Disney había analizado la compra íntegra de Netflix, la decisión de abrir su propio camino en el mundillo del streaming no nos sorprende en lo absoluto. Y parecería que Netflix ya está haciéndose de nuevos contenidos para mitigar la falta: ya anunció esta semana la adquisición de una empresa de cómics que ya ha cosechado algunos éxitos en adaptaciones cinematográficas, además de apostar al contenido original, fórmula del éxito para HBO.

Alguien, en algún lado, está haciendo una danza de la alegría en algún lado (Imagen: Disney)

Sin anuncios de los planes de distribución de su contenido para el resto del mundo, aún no sabemos demasiado bien cómo afectará la medida al acceso en Latinoamérica y España (después de todo, el comunicado solo se refería a Estados Unidos). Lo que sí podemos augurar es un major change en nuestra forma de entrar en contacto con los clásicos que conocemos y amamos.

(Imagen de Portada: Fotomontaje de Fandago con imágenes de The Walt Disney Company y Netflix)

Tags: