El Hombre Invisible replantea el género del terror

Gabo Derteano · Gabo_O9

Publicado el 25 de febrero del 2020

La cinta dirigida por Leigh Whannel es una película para disfrutar en el cine, sin la atmósfera y oscuridad propia de la sala la experiencia no sería la misma.

El Hombre Invisible, el personaje clásico de Universal Studios, regresa en una versión que promete ser una experiencia única para el espectador. Aquí en Fandango te contamos lo innovadora e impactante que es la cinta dirigida por el creador de Saw y director de Upgrade, Leigh Whannell.



El personaje es conocido y ya se han producido varias películas con diversas historias que integran al hombre invisible como personaje principal. La novela original de H.G. Wells describe la historia de un científico que logró alterar la física de su cuerpo para volverse invisible, quien busca ocultar esta condición usando vendajes y abrigos largos, pero cuya estabilidad psicológica se ve afectada por la invisibilidad, rasgo presente en muchas de las adaptaciones llevadas al cine.

En cambio, la versión de Whannell explora el centro de la obsesión del personaje y Leigh (también guionista) optó por contar la historia desde el punto de vista de la víctima del Hombre Invisible. Cecilia Kass, interpretada por Elisabeth Moss, es una exitosa arquitecta que vive con Adrian Griffin, un científico brillante con una prominente carrera en el desarrollo de la tecnología óptica. Detrás de estos perfiles destacados se oculta una relación tóxica y de abuso. Cecilia es víctima de la violencia física y psicológica de Adrian, quien ejerce control en la vida de su pareja a niveles inimaginables. Lo que termina por forzarla a escapar de la casa donde vive junto a él para alejarse de ese infierno, aunque este recién comience para ella.



La cinta es realmente terrorífica, pero no por situaciones sobrenaturales o excesivamente sangrientas. La audiencia conectará muy rápido con la situación de Cecilia y su desesperación por escapar de las garras de su abusador. La actriz Elisabeth Moss transmite, de forma magistral, este pavor que la consume y la sumerge gradualmente en la desesperación. Con este personaje en el centro de la narración, todo lo que sucede a su alrededor es un acelerador de suspenso y que dispara del asiento a los espectadores sumidos en la tensión de la trama.

El guion y la interpretación de Moss se combinan como la fórmula espeluznante. Si a esto se le suma la misteriosa presencia del Hombre Invisible, el resultado es: una montaña rusa de 125 minutos de emociones diversas.

Por otro lado, la historia tiene una profundidad destacable pues desarrolla desde diferentes dimensiones cómo es una relación tóxica y el sufrimiento de una mujer víctima de abuso. Esto le otorga densidad a la historia y brinda una complejidad inusual a los personajes del género del terror, pues estamos acostumbrados a que las situaciones que causan miedo sean fantasiosas o de autoría de agentes malignos. Sin embargo, de lo que somos testigos es de una obsesión desenfrenada, el abuso y la secuela que trae en las víctimas. Es esta situación, compleja y violenta, el recurso de terror cotidiano que utiliza Whannel como combustible para la historia.



El personaje de Adrian Griffin, interpretado por Oliver Jackson-Cohen, posee una presencia potente desde el inicio de la película. Las cicatrices expuestas en el personaje de Cecilia son las primeras evidencias, pero esto cambia rápidamente cuando el temor que ella siente se convierte en realidad y es evidente que su expareja la seguirá a todos lados, sin ser visto por los ojos de ningún ser vivo. El Hombre Invisible se convierte en un fuerza violenta y despiadada que acaba con la esperanza de su víctima, que no descasará hasta verla sucumbir a sus deseos más oscuros.

La cinta dirigida por Leigh Whannel es una película para disfrutar en el cine, sin la atmosfera y oscuridad propia de la sala la experiencia no sería la misma. Los asistentes deben prepararse para vivir la historia como si fuera una atracción de parque de diversiones, emocionante y de pura adrenalina. ¿Qué expectativas tienes de la película? ¿Qué es lo que más te gusta del género de terror? Cuéntanos en los comentarios.

(Imagen de portada: Blumhouse Productions)



Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
1 semana antes
Análisis
Expediente Fandango
3 semanas antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
1 mes antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
1 mes antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
1 mes antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
3 semanas antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
3 semanas antes