Crítica a ‘Somos Campeones’, humor emotivo, contagiante, y necesario

Cristhian Manzanares · manzarock

Publicado el 2 de octubre del 2018

Esta cinta representará a España para obtener una nominación a la categoría ‘Mejor película de habla no inglesa’ en los premios Oscar

Algunos humoristas profesan una máxima que, en ocasiones, no suele ser compartida por otros colegas ni por cierta parte del público. Aquella que dice que, para hacer reír, no hay que hacerlo a costa de los demás, sino con ellos. Porque de esta manera compartimos una emoción, un estado de ánimo, disfrutamos una experiencia. Será que reírnos de los demás requiere un menor esfuerzo en elaborar una historia y buscar un comentario agudo y preciso, y tan solo nos enfocamos en un defecto que encontremos a primera vista en la persona del frente.



El director Javier Fesser ha optado por encontrar autenticidad en su propuesta y divertirnos todos juntos con ella, eso sí sin exceso de sensiblería, lo cual se agradece. ‘Somos Campeones’ nos cuenta la historia de Marco (interpretado por Javier Gutiérrez), el segundo entrenador de un equipo de la liga profesional de baloncesto, que ha dejado que sus problemas personales invadan los laborales, lo cual desata una serie de hechos bochornosos que lo llevan a estrellarse contra un carro de la policía. Su sentencia: trabajo comunitario con un equipo de discapacitados. La fórmula de la comedia entonces se libera para mostrarnos la evolución de un personaje fuera de su zona de confort.



A partir de aquí, en base a sus prejuicios (que pueden ser los nuestros), su ignorancia (léase, el desconocimiento natural sobre aquellas personas) y su evidente falta de empatía (que tampoco puede que sea tan diferente a la que nos aborde alguna vez), Marco afrontará una lección de vida en la que, en realidad, quien saldrá aprendiendo será él. Y sus profesores no serán otros que una pandilla de nueve chicos cada uno más entusiasta y peculiar como el de al lado. Ellos son muy conscientes de sus condiciones, cada uno con sus propias personalidades y preferencias y desafíos, que evidentemente buscan normalizar, pues así viven y así son. Y todo está bien con eso. Es Marco el que no es normal en esta situación. Miente, huye, se siente superior y siempre quiere sacar ventaja. ¿Quién es el que tiene que cambiar, entonces?

El proyecto que se propuso Fesser no se suponía fácil. Abordar el mundo de la discapacidad intelectual no es que sea algo sencillo para nadie. Y llevarlo al género cómico, en el marco de una competencia deportiva –en épocas donde las megaestrellas millonarias dominan las canchas con sus talentos inalcanzables– se ha logrado gracias un trabajo correcto, sin paternalismos y con el tino suficiente para hacer reír y reflexionar. La elección del elenco resulta un gran aporte a esta comedia, aun cuando algunas expresiones resulten honestamente ininteligibles –y ciertos gags caigan en la repetición–, notándose una dinámica bien trabajada, donde todos cumplen un rol valorable, y que se potencia con la llegada del componente femenino, Collantes (interpretado hilarantemente por Gloria Ramos), una suerte de demonio de Tasmania del baloncesto. (Otra mención especial para Juan Magallo, quien hace del tierno anciano que no se cansa en darles todo el apoyo posible a sus protegidos.)

Quizás la importancia de ‘Somos campeones’ no radique en su sentido cinematográfico tanto como en su impacto social, el hecho de ver a un puñado de personas revalorizadas por ser quienes son, y con las que seguramente la gran mayoría de nosotros no estamos familiarizados porque nos relacionamos poco o nada con ellos. La visibilidad e inclusión de personas con capacidades diferentes tampoco debería sonarnos tan distinto a la que buscan, por ejemplo, actores afroamericanos o las mujeres, en la industria del cine, y en cualquier otro ámbito de nuestra sociedad. Podríamos decir que es una comedia “diferente” porque nos adentra en un mundo distinto para nuestra noción de lo normal, pero paradójicamente, está mucho más cerca que el que vemos en otras películas de ficción.

No será la NBA (o la Liga Endesa) pero vaya que este campeonato merece verse. Ingresa a Fandango.lat y no te lo pierdas.



(Imagen de portada: UIP)

Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
2 meses antes
Análisis
Expediente Fandango
2 meses antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
4 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
4 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
4 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
3 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
3 meses antes