Crítica a 'Cats', la experiencia detrás de la polémica adaptación musical

Samantha Cerff · SamanthaCerff

Publicado el 8 de enero del 2020

La versión live-action del musical de Broadway ha generado bastante controversia. Estas son nuestras impresiones.

Para los amantes de los musicales, el anuncio de una adaptación cinematográfica de Cats llamó la atención desde un inicio. El popular musical se mantuvo en Broadway por 18 años tras su debut en 1982, mientras que su contraparte en West End (Londres) duró 21. Es por eso que la versión que haría Tom Hooper provocaba tanta intriga. ¿De qué forma cobraría vida esta icónica obra?



El musical de Andrew Lloyd Webber muchas veces es descrito como uno con "poca trama". La historia se desarrolla con una serie de presentaciones de los 'gatos jélicos', que compiten por ser seleccionados y ascender al Heaviside Layer (una especie de cielo para gatos). Las elaboradas coreografías en los números musicales y las canciones son algunos de los puntos fuertes de la obra. Llevar esos elementos a la pantalla grande y hacer que tenga sentido significaría todo un reto, pero Hooper ya tenía experiencia con Los Miserables y un talentoso elenco listo para poner manos a la obra.



Quiero empezar aclarando que me gustan mucho los musicales. Los cast recordings probablemente conforman uno de los géneros más escuchados en mi cuenta de Spotify. Sin embargo, mi conocimiento sobre Cats era bastante limitado. Más allá de un par de canciones ('Memory' y 'Mr. Mistoffelees') y algunas nociones generales sobre la obra, no tenía más conocimientos sobre el musical original. La cinta en sí misma me llevaría a través de la historia.

Entonces, ¿qué tan bien funciona Cats en la pantalla grande?

Hay que dejar algo claro, la película no es la pesadilla descrita en algunas críticas. Al igual que con cualquier otro largometraje, Cats tiene elementos en los que acierta y otros en los que no. La cuestión está en qué lado prevalece sobre el otro.

No podemos empezar sin mencionar el trabajo de Ian McKellen, quien se convierte en uno de los gatos mejor logrados de la cinta. Gracias a una brillante interpretación, nos regala uno de los momentos más emocionantes de la cinta. También destaca Jennifer Hudson, quien ofrece una conmovedora versión de 'Memory', el tema del musical que ganó popularidad con la interpretación de Barbra Streisand.



En cuanto al aspecto técnico, es importante mencionar el trabajo realizado en el diseño de producción. Cada escenario en la película ayuda a crear este ambiente lleno de magia y misterio.

Y, por supuesto, también está la impecable coreografía. Francesca Hayward definitivamente brilla en los números de baile. Sin embargo, este aspecto se ve opacado por los efectos visuales que acompañan las escenas.

Esto nos lleva a hablar de los puntos que le jugaron en contra a Cats. ¿Quién es el principal culpable? El CGI. Los efectos visuales pueden aportarle muchísimo a una película o pueden significar su condena. En el caso de esta película, provocan que no sea posible sumergirse por completo en la historia. El resultado es... Extraño. Y esto se intensifica aún más cuando las cucarachas y los ratones forman parte de alguna escena.

Otro punto a tener en cuenta es el ritmo de la película. La espera entre los momentos con más emoción se siente bastante larga, incluso si consideramos que es cincuenta minutos más corta que Los Miserables. En otras palabras, el largometraje no es largo, pero llega a sentirse como si lo fuera.

Ver Cats ha sido toda una experiencia. ¿Buena o mala? Sería interesante que lo juzguen por sí mismo y decidan si la película es la pesadilla descrita por muchos.



(Imagen de portada: Universal Pictures)



Tags: