Crítica de ‘Big Little Lies 2’: una clase maestra de actuación con pobre ejecución

Lorena Carbajal

Publicado el 24 de julio del 2019

La galardonada ficción de HBO volvió con una tibia segunda temporada que incluyó en el reparto principal a Meryl Streep.

Aunque HBO nos tiene acostumbrados a grandes producciones, la reunión de estrellas que vimos en Big Little Liesdefinitivamente nos sorprendió a todos en 2017. Sin embargo, la que se suponía iba a ser una miniserie de siete capítulos terminó siendo renovada para una segunda temporada que incluyó en el reparto a una leyenda viva de Hollywood: Meryl Streep. Así, la veintiún veces nominada al Óscar se unió al reparto encabezado por Nicole Kidman y Reese Witherspoon para cambiar el juego, sin embargo, todo quedó en buenas intenciones y un despliegue actoral que ya habíamos visto antes.


Laura Dern, Meryl Streep, Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Zoë Kravitz y Shailene Woodley en 'Big Little Lies', temporada 2. Crédito: HBO.

Laura Dern, Meryl Streep, Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Zoë Kravitz y Shailene Woodley en 'Big Little Lies', temporada 2. Crédito: HBO.

Es verdad, la segunda temporada de Big Little Lies se gestó desde cero. Tomando en cuenta que la novela que sirvió de base para la exitosa primera temporada fue adaptada en su totalidad en la primera entrega, era normal que no hubiese mucho que esperar en esta secuela. No obstante, los 5 Emmy y 4 Globos de Oro que obtuvo la serie terminaron por convencernos de querer ver más.

Y así fue, seguimos domingo tras domingo esperando ver el mismo tratamiento visual y narrativo que nos encandiló en 2017, pero lo cierto es que hasta el capítulo final («I want to know») no encontramos el verdadero despegue de la ficción. Sí, las escenas de Streep y Kidman son admirables y dignas de aplaudir, pero no hay ni un poco de novedad tomando en cuenta lo mucho que conocemos ambas carreras.

Mary Louise Wright, el personaje de Meryl Streep, es el personaje bajo el que gira esta segunda temporada. La madre de Perry, el esposo fallecido de Celeste, llega a Monterey para esclarecer las circunstancias de la muerte de su hijo. Astuta y manipuladora, la mujer tiene un objetivo claro toda la temporada: hacerle la vida imposible a su nuera. Y lo cierto es que lo logra en múltiples oportunidades, pero aun así no logra sostener una temporada pobremente ejecutada.

Meryl Streep en 'Big Little Lies'. Crédito: HBO.

Meryl Streep en 'Big Little Lies'. Crédito: HBO.

¿Cuál es el problema entonces? Quizá el enfoque un tanto nebuloso que se le dio a la serie. Tras la salida de Jean-Marc Vallée, la dirección recayó esta vez en Andrea Arnold, reconocida por su trabajo en el cine independiente. Pero por problemas en la producción, se retiró el control creativo de Arnold y Vallée fue el responsable del montaje final, generando un inevitable desbalance narrativo que se vio reflejado los últimos siete domingos.

De cualquier forma, si algo hay que resaltar es que HBO decidió brindarnos una historia actual que tiene como pilar la sororidad entre mujeres. En tiempos en los que se necesita apoyo femenino, Big Little Lies es el símil del abrazo de una amiga o hermana en tiempos difíciles. La maternidad es puesta a prueba en todo su esplendor y esta serie llegó para reafirmar lo que todos deberíamos tener muy presente: no somos nadie para juzgar la crianza de otra persona.

(Imagen de portada: HBO)


Tags:

Hbo

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
1 mes antes
Análisis
Expediente Fandango
1 mes antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
3 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
3 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
3 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
2 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
2 meses antes