Crítica a 'Transformers, el último caballero': Metal, historia y tradición

María Paula Ríos · _Live_in_Peace

Publicado el 21 de julio del 2017

Honor inglés, logias secretas, alienígenas metálicos esquizoides y hasta una pequeña huérfana latina, conforman el universo de la última, y ya desgastada, entrega de la saga dirigida por Michael Bay.

La quinta entrega de Transformers comienza con Cade Yeager (Mark Wahlberg) prófugo de la justicia y un Optimus Prime que se ha escapado del planeta Tierra, lugar que se encuentra convulsionado debido a que la guerra entre los humanos y los robots alienígenas no da tregua.

En este pastiche mal confeccionado, también aparecerá Izabella (Isabela Moner), una joven huérfana afecta a los hombres de metal, que solo busca amor y sobrevivir; un correctísimo Sir Edmund Burton (Anthony Hopkins), una especie de norte que conoce sobre los vínculos secretos entre los enormes robots y la leyenda del Rey Arturo; y una sexy profesora de literatura (Laura Haddock), pariente sanguínea del mismísimo mago Merlín.

(Gif: Paramount)

El grupito se reunirá para combatir la profética invasión que está planeando Quintessa, la diosa creadora de todos los Transformers, quien sublevada a cualquier tipo de integración, quiere recuperar su planeta a costa de aniquilar y consumir la energía de los seres de la Tierra. También será la culpable de despertar el costado “Hyde” de Optimus Prime para que la ayude en su cometido.

(Gif: Paramount)

En resumidas cuentas nos encontramos ante un relato del que brotan personajes y subtramas a granel, sin consistencia alguna. Así como querer encajar con fórceps elementos históricos y legendarios, tal como las cruzadas y la leyenda del Rey Arturo, época en la que ya existían nuestros amigos de fierro. Todo complementado con un maratón de estridentes y agotadores estímulos visuales que nos dejan mareados y a punto del colapso sensorial.

Una historia vertiginosa mal contada, con humor ineficaz, a merced de los abusivos efectos especiales/digitales, que no solo nos anestesian los sentidos, también la paciencia. El sopor se hace insoportable, así como encontrar una buena posición en el asiento. Transformers: El Último Caballero, persigue la lógica de un niño de tres años hiperkinético que está aprendiendo a usar sus juguetes. “Bayhem” en estado puro y en su máxima expresión.

(Foto de portada: Paramount Pictures)

Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
2 meses antes
Análisis
Expediente Fandango
3 meses antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
4 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
4 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
4 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
3 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
3 meses antes