¿Cómo transformar una película en musical y no morir en el intento?

Samantha Cerff · SamanthaCerff

Publicado el 28 de mayo del 2017

Películas como 'Heathers', 'Amélie' y 'Anastasia' han logrado llegar a las tablas con sangre, sudor y mucho esfuerzo.

Desde fines del año pasado y inicios del 2017, La La Land puso el foco principal en el género musical. Si bien había pasado mucho tiempo desde que una cinta de este género tuvo tan buen acogida, no sucede lo mismo si pensamos en las películas que son adaptadas a musicales para el teatro.

Es usual que producciones infantiles como las de Disney lleguen a Broadway con los temas que se oyeron en el film y, en algunos casos, canciones originales. Sin embargo, también otros largometrajes dirigidos a adolescentes y adultos también han sido adaptados con éxito.

Tal es el caso de Heathers, protagonizada por Winona Ryder y Christian Slater en 1989. Esta película de culto fue transformada en un musical de rock gracias a Laurence O'Keefe y Kevin Murphy. El éxito de esta obra radica en que mantiene la esencia del largometraje original y los nuevos elementos encajan en el momento correcto. Canciones como Candy Store reflejan la personalidad y dinámica entre las 'Heathers', así como también escribe su actitud con los demás estudiantes de la escuela.


Otro ejemplo de film llevado a las tablas en versión musical es Amélie, la recordada película de Audrey Tautou. Si bien no tuvo el éxito que otros musicales como Dead Evan Hansen con Ben Platt o Hello Dolly con Bette Midler, el cast recording de los temas es algo que no te puedes perder.



Pronto veremos películas como Mean Girls y Volver al Futuro atravesar el mismo destino, ¿cuál crees que sea el resultado?


(Imagen de portada: Fangirls we are y The New York Times)

Tags: