Cinematografía y el apoyo estatal: ¿inversión fundamental o gasto innecesario?

Samantha Cerff · SamanthaCerff

Publicado el 8 de setiembre del 2017

Analizamos el proyecto de ley del Ministerio de Cultura.

Hace una semana, la Presidencia del Consejo de Ministros de Perú aprobó un proyecto de ley que busca fomentar la producción cinematográfica y audiovisual a través del aumento del presupuesto nacional de 2000 a 6000 UIT (S/ 24 300 000). El anuncio realizado por el Ministro de Cultura tuvo buena acogida por parte de personas que siguen las producciones nacionales y quienes se desempeñan en esta industria; sin embargo, también hubo críticas que afirmaban que el dinero podría ser destinado a gastos públicos más urgentes.

"Si fuéramos un país normal y consciente de su pobreza, (...) esos US$900 millones anuales los dedicaríamos a aumentar el sueldo de maestros y médicos o a la reconstrucción o a erradicar la anemia o a mejorar la seguridad pública", se lee en una columna del periodista Aldo Mariátegui. "¿Se ha analizado la rentabilidad social de los subsidios?, cuestionó el economista y profesor Enzo Defilippi.

Frente a estas duras críticas, directores como Joel Calero y Alberto Durant se pronunciaron al respecto. "Esta ley de cinematografía debería aprobarse pues no derrocha el dinero, sino, más bien, invierte dinero para desarrollar la industria audiovisual peruana de manera que, pronto, como en Colombia, se genere trabajo para el país", escribió Calero.

(Foto: El Comercio)

Por otro lado, Durant recordó la dificultad con que las producciones nacionales compiten en un mercado que les da la espalda. "El mercado cinematográfico no es uno de libre competencia. El 90 por ciento de la oferta de películas viene de un solo país. Es un oligopolio manejado por las distribuidoras norteamericanas. Las salas trabajan a merced de estas. Esta es una realidad en todas partes, no solo en el Perú", señaló.

(Foto: DAFO)

Es razonable que cada grupo cuestione los posibles resultados de aplicarse o no este proyecto de ley. Para ello es importante tener en cuenta los antecedentes en países como Argentina y Colombia, que ya han dispuesto normas similares para el apoyo de sus producciones.




LA LEY DEL CINE EN LATINOAMÉRICA

En el 2003, Colombia aprobó una ley cinematográfica que ya ha dado frutos a los largo de estos 14 años. "Desde la creación de la ley de cine en 2003, Colombia pasó de producir dos películas al año a 37 que exhibimos en el 2016", declaró Munir Falahm, presidente de Cine Colombia para el diario colombiano La República. No solo las producciones cinematográficas colombianas incrementaron, asimismo lo hicieron los espectadores de estos largometraje, según informó MinCultura.

(Imagen: MinCultura de Colombia)

Además conversamos con el director colombiano Felipe Martínez Amador, cuya cinta Doble podemos ver en las salas de cine. "Esa ley revolucionó la producción de cine en mi país. Siento que ha servido para cambiar un poco la opinión sobre Colombia. Antes siempre se hablaba de la droga, las mulas, el narcotráfico y a partir de la ley de cine, se volvió una especie de centro audiovisual de Latinoamérica", sostuvo Martínez.

"Las personas tienen derecho a tener cultura y acceso a entretenimiento de buena calidad. El estado debería apoyar este tipo de entretenimiento. El hecho de que una película que sea patrocina y tenga la ayuda del gobierno puede tener contenidos más especiales y profundos que el cine netamente comercial", añadió el cineasta.

(Foto: Felipe Martínez Amador)

Por otro lado tenemos a Argentina, país que cuenta con una de las más importantes industrias del cine en español. A fines del 2016, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) informó que tan solo en ese año se estrenaron 173 producciones argentinas. De hecho, cuatro de las películas nacionales aparecieron entre los veinte films más vistos del año, siendo Me casé con un boludo el largometraje argentino más popular.

"Además, esta película se perfiló en el 4° lugar del ranking general de las más vistas del año (representando un 3,98% de convocatoria). Las otras dos producciones que se destacaron en este sentido fueron 'Gilda, no me arrepiento de este amor' y 'El hilo rojo', alcanzando la cifra de 944.755 y 713.964 espectadores respectivamente", se puede leer en el anuario del INCAA.

(Foto: INCAA)




¿QUÉ SIGNIFICARÍA LA APROBACIÓN DE LA LEY DEL CINE?

El pasado jueves fue presentado el proyecto de ley ante el Congreso de la República, el cual busca que 30% del presupuesto asignado sea destinado a proyectos regionales, mientras que el resto englobaría a todo el Perú.

"La ley no es para los cineastas, es para los peruanos", aseguró Vanessa Saba en exclusiva para Fandango. Además manifestó que el Estado tiene el deber de dar las facilidades para que haya más arte. "Como decía Constantino Carvallo, es muy difícil ser uno mismo las 24 horas del día. La vida adulta es complicada y es necesario tener vías de escape positivas porque también están las negativas. Te puedes drogar todo el día, te puedes autodestruir y no es justo que las vías de escape para algunas personas solo sea tomar cerveza hasta caerse al piso. Eso no es justo", expresó.

(Foto: Proyectil)

Por el momento es importante señalar que en el presupuesto no solo están incluidos premios para películas, también se han planteado talleres para formación de nuevos cineastas y el desarrollo de proyectos cinematográficos. "Muchos proyectos no ganan porque no están bien presentados", señaló la actriz.

Para conocer más detalles sobre la Ley de Cine, puedes revisar este enlace donde encontrarás el proyecto presentado al Pleno.


(Imagen de portada: Ésika)

Tags:

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
1 mes antes
Análisis
Expediente Fandango
2 meses antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
3 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
3 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
3 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
2 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
2 meses antes