¿Endemoniada?: La cabra Black Phillip de 'La Bruja' casi mata a un actor en el set

María Paula Ríos · _Live_in_Peace

Publicado el 10 de junio del 2020

La estrella animal de 'La Bruja' fue muy agresiva e indisciplinada en el set.

Nada de CGI, cuando Robert Eggers decidió filmar la exitosa cinta de horror La bruja (2015), que llevó a la fama a la joven y talentosa actriz Anya Taylor‑Joy, tenía en su mente que una cabra cobre protagonismo demoníaco. Y como señalamos no recurrió a los efectos visuales, sino que lidió con la misma bestia en el set. Decimos bestia porque esta señorita de 100 kilos se portó de lo más díscola durante el rodaje, inclusive llevó al hospital a uno de los actores.



La mentada pariente de una ovejita, que en la película era el temido Black Phillip, ya se transformó un ícono dentro de la comunidad del cine de terror. Y parece que Charlie (su nombre real) se mimetizó tanto con su personaje que llega a contener al mismísimo diablo en su cuerpo, que en la filmación se comportó de temer. Propensa a arrebatos violentos y muy malhumorada, o sea ¡casi mata a Ralph Ineson! El actor, que encarnó al ferviente patriarca de la familia, William, experimentó violentos enfrentamientos con la cabrita que lo dejó con varias lesiones y al menos tres visitas al hospital.



En la ocasión más brutal, Charlie le golpeó las costillas y este se dañó un tendón, lo que obligó al actor a filmar el resto de sus escenas con analgésicos. Los dos se convirtieron en archienemigos y la experiencia ha dejado a Ineson con fobia a las cabras: "Fue horrible. Realmente horrible. Desde el momento en que nos miramos, fue una especie de odio a primera vista. Tenía dos modos: relajarse y no hacer nada, o atacarme", expresó.



Rivalizando con el comportamiento de algunas de las divas más famosas de Hollywood, nuestra chica hard se portó con rebeldía constantemente y casi nunca escuchaba las instrucciones: o dormía pasivamente cuando necesitaba estar enérgica, o actuaba de forma agresiva cuando tenía que estar quietecita, el propio Eggers afirmó que era casi imposible de dirigir. A pesar de la pesadilla que supuso Charlie, también fue un amuleto de la suerte, porque la película fue un boom en cuanto críticas y taquilla. ¿Te hubieras imaginado que un precioso animalito casi interrumpe la grabación de una cinta?



Tags: