'Bandersnatch': la película interactiva de 'Black Mirror' tiene ¡miles! de posibilidades narrativas

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 28 de diciembre del 2018

El 'Elige Tu Propia Aventura' de Netflix

Ya la vimos. Ya nos encantó. Y, lo mejor, es que podemos tener cuántas versiones queramos. Pese a nuestro (natural) escepticismo, Bandersnatch, la primera película interactiva del universo tecno-distópico de Black Mirror, llegó a Netflix en lo que podría haber sido perfectamente la mejor/peor broma del Día de los Inocentes. Y está confirmado: hay miles de tramas posibles para la nueva aventura interactiva del leviatán de streaming en lo que parece ser el primer gran paso hacia el contenido elegido por el usuario.


La nueva aventura interactiva del leviatán online de series y películas invita a romper con la narrativa como la conocíamos hasta ahora y promovernos de espectadores pasivos a jugadores activos. La iniciativa del pionero del streaming no arrancó con la película de Black Mirror en el que el viewer puede cambiar el desenlace de una serie. Y sí: eso quiere decir múltiples líneas argumentales, miles de desenlaces posibles, oportunidades y desafíos narrativos.


La primera apuesta para preparar el terreno fue el show infantil Puss in Book con bastante éxito, y se perfeccionó con Minecraft: Story Mode para llegar al razonablemente nuevo Stretch Armstrong. La movida era puramente estratégica: se trató de entender la tecnología y madurarla para dar el salto a gran escala que representa Bandersnatch.

Y, sin dudas, no hay mejor que el mundito de Black Mirror para usar de conejito de indias: es que la creación de Charlie Brooker es pura demencia tecnófila de universos posibles permeados la potencialidad oscura de la tecnología, del patrón de adicción, de un futuro-no-tan-lejano que se convirtió en profecía. La serie se eyectó al culto en cuatro temporadas sobre la base de acertadas alegorías dramatizadas (pero ni tanto) sobre la la cotidianeidad atravesada por el aparato digital, de sendas vueltas de tuerca que regalan una visión tan inspirada como perturbadora del futuro posible. El espejo negro nos refleja cada vez con más fidelidad. Y las profecías de la realidad virtual, la inteligencia artificial, la identidad humana, y la jerarquía social asusta (y encanta).


Debe ser por eso que la revelación británica apostó nuevamente a una plataforma innovadora y de vanguardia para contar su nueva historia: Bandersnatch está compuesta por más de cinco horas de material, rodados por el crack David Slade, que narran la historia de Stegan, un jóven tímido y solitario que sueña con ser parte del mundo de los videojuegos y se pasa las noches en vela creando códigos para crear en las acráicas codificaciones de los ‘80. Según estiman programadores, hay miles de versiones posibles de la historia de la creación de Bandersnatch, el videojuego que finalmente crea Stefan.

Como anticipábamos ayer, esta especie de ‘Elige tu propia aventura’ está lleno de guiños a episodios del Universo ‘Black Mirror’ y todas las vertientes narrativas conectan con algún tipo de escenario de capítulos de temporadas anteriores. Aquí es donde se abre la interrogante: ¿existe una historia verdadera? ¿Hay que unir todos los puntos de este muliverso? ¿Es la película en punto de origen de todo el universo ‘Black Mirror’? Suponemos que habrá que ver ‘Bandersnatch’ sendos (cientos) de veces para arribar a la respuesta.


Imagen de portada: Netflix.

Tags: