'The Batman': los cinco momentos más rudos de Alfred Pennyworth

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 14 de noviembre del 2019

Con la confirmación del fichaje de Andy Serkis, recordamos los momentos más letales del mejor mayordomo de todos los tiempos.

Parecería que The Batman es algo así como el Big Bang de un nuevo Universo Extendido de DC que está en constante expansión. Es que después de sumar a Robert Pattinson en el protagónico, la fantasía noire de Matt Reeves está completando el álbum del underworld de villanos batmánicos, completito desde el Acertijo hasta el Pingüino. Pero todos sabemos que la pieza clave de la baticolección no es ningún otro que Alfred Pennyworth, mayordomo y padre adoptivo de Bruce Wayne.


Es que puede que muchos no lo sepan, pero Alfred Pennyworth es más que mera ayuda doméstica y ocasional mejor amigo. Como ex agente del servicio secreto británico, cirujano experto, actor de teatro made in Britain, artista de maquillaje, íntimo conocedor de gadgets tecnológicos y maestro del sarcasmo, Alfred es una pieza fundamental de la Batman Family.

Por eso cuando emepezó a resonar el nombre de Andy Serkis para interpretar al butler más badass del cómic y el cine en la nueva versión neo noire The Batman empezamos a respirar aliviados. Con la confirmación de ayer del Twitter del mismísimo director Matt Reeves, ya exultamos de alegría y empezamos a imaginar qué tipo de Alfred encararía el bueno de Andy. Es que el actor británico está bastante a la altura de las circunstancias de darle una vuelta de tuerca a Alfred y alejarlo del tropos de vieijto venerable con la ocasional broma sequísima debajo del traje de tres piezas.

Por eso, recopilamos los cinco mejores momentos de Alfred para que imaginemos con qué podríamos encontrarnos en la pantalla con The Batman.



ALFRED LE DISPARA A UN DEPREDADOR

Ya nadie tiene expectativas de que Batman vs. Predator sea canon, pero maldición, qué blasfema obra de arte que es este maravilloso cómic de Dave Gibbons (si, ese Dave Gibbons) de 1991. Y el cómic cumple lo que el título promete: el Hombre Murciélago batalla contra la letal raza extraterrestre que, también en el cómic, arranca cráneos y espinas dorsales.

Crédito: Dark Horse + DC Comics

Crédito: Dark Horse + DC Comics


La historieta es todo lo que esperamos (ya sabemos que Arnold Schwarzenegger la tuvo difícil contra el Depredador, así que imagínense al pobre Bruno Díaz). Lo que sí nos dejó recalculando fue el mismísimo Alfred, que le dispara con un viejo trabuco. De hecho, el ataque (que salvó la vida de Batman, yet again) fue suficiente para que la criatura derrotada cometiera suicidio de honor con una espada cuando llega el resto de su especie. Eso sí: el comandante depredador le presenta esa espada a Batman antes de irse.

ALFRED ASESINA A UN VAMPIRO

Crédito: DC Comics

Crédito: DC Comics


Aquí sí que le sale todo el entrenamiento de boina verde en las Fuerzas Especiales. En Batman Eternal # 31, lo encontramos hurgando entre los escombros del Arkham Asylum y rodeado de muertos vivientes empecinado en sobrevivir junto con el titánico Bane (que, dicho sea de paso, no tiene idea de que ese viejecito británico sea el mayordomo de Batman). El cómo, qué y por qué no están claros, pero el hecho es que Alfred se unió totalmente a Bane y le dijo: "Soy más valioso de lo que piensas, mi buen hombre. Puedo sacarnos de aquí”. Y eso fue efectivamente lo que sucedió, cuando Alfred apuñaló a un muerto viviente en la yugular. "Es como andar en bicicleta, nunca lo olvidas", espeta.

ALFRED SE CONVIERTE EN BATMAN POR UNA NOCHE

Crédito: DC Comics

Crédito: DC Comics


Tanto en los universos animados como en los de acción real, Alfred ha suplantado a Batman en múltiples ocasiones, ya desde los días de antaño de Adam West. La más épica debe haber sido en Rebirth, cuando Batman llamó a Alfred en estado de pánico, pidiéndole que se lanzara a la batalla contra el lunático superhéroe, Gotham, para poder darle algo de tiempo al Batman real.

Y helo ahí: con el bati-traje de repuesto, montando el bati-móvil a más de 200 millas por hora, y llegando con tremendo estilo made in Alfred… Excepto que intentó hacer su mejor impresión de Batman y no convenció absolutamente a nadie. Afortunadamente, el encapotado apareció justo a tiempo, permitiendo a Alfred huir de la escena y llegar a un lugar seguro (lee el intercambio, no tiene desperdicio).

Crédito: DC Comics

Crédito: DC Comics


ALFRED CACHETEA A BRUCE

Las semillas de la fuerza física de Alfred siempre han existido, pero rara vez se han explorado. En Batman: Earth One, finalmente juega en las grandes ligas y le da un escarmiento legendario a Bruce Wayne. Recordemos que esta versión canosa de Alfred fue un marine real que salvó a Thomas Wayne durante una escaramuza en el Medio Oriente. Le arrancaron la pierna y la reemplazaron con una prótesis de última generación, cortesía de la familia Wayne.

Crédito: DC Comics

Crédito: DC Comics


Adelantemos 30 años, cuando el hijo de su compañero de armas tiene un pequeño plan entre manos… Convertirse en el Dark Knight que Gotham necesita. Dicho sea de paso, y como cualquier persona que tenga que ventilar sus traumas y miedos vistiéndose de spandex negro con máscaras de kevlar, Bruce está bastante enojado, pretencioso más allá de lo creíble y de un humor de perros cuando todo explota. Es entonces cuando Alfred hace lo increíble y abofetea a Bruce.

Crédito: DC Comics

Crédito: DC Comics


"Demuéstrame que estoy equivocado, mocoso pretencioso. Ni siquiera estás cerca de estar listo", le espeta, para la ira de Bruce, un gran momento para que Alfred recuerde su entrenamiento y desate su furia contra el Niño Wayne. Digamos que, mínimo, le da una tunda para el recuerdo. Sin dudas, lo que agrega ofensa a la herida es el hecho de que le recuerde las deficiencias del emergente Batman: "¿Sin armas? ¿Sin equipo de reconocimiento? ¿Sin tácticas? ¿Solo un estúpido disfraz de murciélago? ¿Una capa inútil? ". Eso sí que debe doler.

ALFRED DESTROZA A SUPERMAN

Crédito: DC Comics

Crédito: DC Comics


Esta es por lejos la más legendaria de todas. Injustice: Gods Among Us es una pieza clave de la literatura gráfica contemporánea y, en parte, es por el rol de Alfred… Que nos hace descubrir que Superman puede sangrar.

Crédito: DC Comics

Crédito: DC Comics


El asunto arranca cuando Batman -que, francamente, no se porta demasiado bien en esa historieta- es golpeado por un Superman en modo bestia. Alfred, entonces, consume una píldora cargada de nanotecnología que le da super fuerza para darle a Kal-El la paliza de su vida. Y sí: le rompe la nariz con la frente, lo patea tan fuerte que su zapato se desintegra (este es nuestro detalle favorito), y lo aporrea como si no hubiera mañana. El golpe que realmente duele es Pennyworth diciéndole: “Estoy muy decepcionado”.

Crédito: DC COmics

Crédito: DC COmics


Imagen de portada: Marvel Studios con DC Comics.

Tags: