'A Clockwork Condition': descubren la secuela perdida de 'La Naranja Mecánica'

Gabriella Botello · sucucho

Publicado el 29 de abril del 2019

Anthony Burguess habría escrito un manuscrito de 200 página.

Brindamos con moloko vellocet con todos nuestros drugos: Alex DeLarge, el ícono ultraestilizado de la ultraviolencia, la venganza y vísceras, retorna. O algo así: la buena gente de la International Anthony Burgess Foundation hallaron lo que bien podría ser una secuela (simbólica) a La Naranja Mecánica, la legendaria novela de 1962 que se convirtió en cinta de culto gracias al bueno de Stanley Kubrick. Y sí: queremos hacer nuestro propio experimento Ludovico para no cerrar los párpados ni un segundo hasta terminar de leerlo.


Vamos por partes. Según informó la BBC, la gente de la fundación que recopila e investig el patrimonio del autor habría descubierto un manuscrito de 200 páginas entre sus obras. Si elegimos creerles, parecería que estamos ante el seguimiento el clásico distópico. Titulada A Clockwork Condition sería "parte reflexión filosófica y parte autobiografía" que hasta el Burgess mismo habría llamado "declaración filosófica importante sobre la condición humana contemporánea"... Y si lo dice el creador de Alex DeLarge, pues paramos la oreja.


La secuela perdida no sólo revisita la biografía alexandrina, sino que además tocaría temas de la controvertida adaptación de Kubrick. “Esta notable secuela inédita de A Clockwork Orange arroja nueva luz sobre Burgess, Kubrick y la controversia que rodea a la notoria novela. A Clockwork Condition proporciona más contexto para la obra más famosa de Burgess y amplía sus puntos de vista sobre el crimen, el castigo y los posibles efectos de corrupción de la cultura visual”, aclaró el profesor Andrew Biswell, director de la Fundación Internacional Anthony Burgess.

La obra describe los años 1970 como un "infierno", en el que los seres humanos se ven reducidos a la condición de programas o engranajes de la máquina, y buscan un escape a la insípida neutralidad de la condición en la que se encuentran", agregó Biswell. El título es claramente mucho más filosófico que su novela previa y, según consideró el profesor Biswell, habría pretendido incluir una visión filosófica e histórica de otros autores acerca de la libertad y la condición humana.

Fue cuando el proyecto se volvió más ambicioso que Burguess descubrió que era imposible completarlo. “Eventualmente Burgess se dio cuenta de que el libro de no ficción estaba más allá de sus propias capacidades, ya que era un novelista y no un filósofo. Se le sugirió publicar un diario con el título El año de la naranja mecánica, pero ese proyecto también lo abandonó”, explicó el profesor al diario The Guardian.


Y eso no es todo… Este rejunte filosófico también dio pie a buscar en el resto del archivo del escritor, en el que se explica el origen del título La Naranja Mecánica, una de las preguntas que Burguess -fallecido en 1993- se había rehusado a contestar. “En 1945, cuando regresaba del ejército, escuché a un cockney de 80 años en un pub de Londres decir que alguien era ‘tan extraño como una naranja mecánica’. Durante casi veinte años quise usarlo como título de algo”... Y así fue.


Imagen de portada: La Naranja Mecánica.

Lo último de Fandango TV

Recomendaciones
Lo primero que debemos ver en los cines
2 meses antes
Análisis
Expediente Fandango
2 meses antes
Primicias
¡Spider-Man: Miles Morales!
4 meses antes
Exclusivo
Entrevista a Jim Carrey
4 meses antes
Opinión
¿Apokolips War es plagio?
4 meses antes
Momentos
Momentos Épicos de Jurassic Park
3 meses antes
Resumen
¿Secuela de Constantine?
3 meses antes