Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

D'Oh! El trato entre Disney/Fox finalmente podría cancelar a 'Los Simpsons'

D'Oh! El trato entre Disney/Fox finalmente podría cancelar a 'Los Simpsons'

8 de noviembre del 2017
Por Gabriella Botello
Ya déjenlos, ¿no ven que está muerto?

Tenemos un par de opiniones impopulares: Jar Jar Binks no es el peor personaje de Star Wars; amamos Waterworld -la stravaganza delirante y acuática de Kevin Costner; cremos legítimamente que Nicolas Cage es un gran actor; no había forma de que Jack entrara en la tabla; y Los Simpson deberían haber terminado en su duodécima temporada en el año 2000. Pero así y todo, recibir confirmación de que el show guionado más longevo de la historia de la televisión podría terminar es algo chocante. Pero tal parecería ser el destino y se trataría de uno de los escenarios posibles si, efectivamente, se realiza la compra en la que Disney adquiriría a Fox (si, con todo y superhéroes). Es que sí: son unos perversitos.

Pues sí: Los Simpsons habrán sobrevivido los cambios de actores, de directores, de dibujantes, las huelgas, la Internet, el YK2, el episodio Homero vs. La Dignidad (el terrible Lisa goes Gaga), y una completa falta de relevancia cultural, pero esto bien podría significar la muerte en la actual coyuntura de compras monopólicas. El rumor de que Disney compraría grandes pedazos de Fox -específicamente y más allá de las franquicias, la división de películas y canales de televisión- y remeció las redes con las conjeturas de qué podría pasar con el Universo Cinematográfico de Marvel. Pero así y todo, el mundo superheróico no sería el único afectado, sino que otros monolitos culturales de Fox podrían estar en en peligro de caer bajo la órbita del Imperio del Ratón. A saber, y más específicamente: Avatar, Alien y una considerable cantidad de poderosas franquicias .... Como la de la familia amarilla más amada de la televisión.

Si bien es un hecho que Disney ya gobierna la taquilla, sobretodo habiendo distribuido seis de las diez sagas más exitosas de la década, su inserción en el espectro televisivo ha sido considerablemente menor y es por ello que el nuevo trato apuntaría más a hacerse de Fx y todo el catálogo de canales asociados que a otro material cinematográfico (auque no vendría mal). Dicho sea de paso, Los Simpsons fueron los que eyectaron a a Fox a la fama hace ya 28 años, pero el franco y (no tan) reciente declive podría volver al que solía ser la gallinita de huevos de oro de la cadena en peligro de extinción. Y ahí llegaría la pregunta: ¿Disney precisaría de Los Simpsons? Pues, no del todo.

Si bien no le quitamos el mérito a las primeras doce temporadas y sus ramas emocionales, creativas y altamente revolucionarias; o su peso específico en la cultura popular, su Era de Oro ha terminado hace aproximadamente veinte años. Y si bien a muchos fans le gustaría asegurar que hay un cierto resurgimiento de la calidad, su mejora es insignificante respecto a lo que el show alguna vez fue, algo así como la versión fast-food de lo que alguna vez fue un verdadero banquete del humor, hecho que se hace notar semana a semana con un raiting que empobrece constantemente. No obstante, sigue en televisión en el codiciado cupo de los domingos a la noche, mantiene sus contratos de renovación por varias temporadas, y se aseguró la número 30. Parecería incluso que podría continuar para siempre -como cierto monoriel a poder solar... Pero todo apuntaría a que Disney será el eclipse que se auguró Leonard Nimoy.

A ver, no nos malentiendan: aquí nadie duda del peso específico cultural que le significan Los Simpsons a Fox. Pero cuando el legado le escapa a las utilidades, el precio a pagar es demasaido alto: con 623 episodios y contando, el rol de Springfield funcionaría muchísimo mejor dentro del paquete de streaming al que quiere apostar Disney. Sin ir más lejos, basta mirar lo que hizo Bob Iger -actual CEO de la compañía, hizo con Pixar, Muppets, Marvel, y Lucasfilm. El approach de base ha sido, básicamente, destilar la marca, expandir y revolucionar... Que es fácilmente realizable con una sitcom como Los Simpson en la que la única alternativa viable suele ser la cancelación. Pero siendo Homero J. Simpson quien es, la chance más certera sería que se utilice como una propiedad intelectual que atraviese todo tipo de contenidos, más allá de las limitaciones de la serie original.

¿Qué quiere decir esto? Que la gente de Disney no es tonta y saben reconocer no solo que los nuevos episodios prácticamente no tienen valor más que el simbólico, sino que el producto cultural, el poder de sus íconos, el valor del catálogo de cientos de episodio, tiene un sello garantizado de éxito. Si bien nada augura la cancelación inmediata de la familia Simpson, la lógica obligaría a considerarlo para explotar su contenido en otra dirección... Y, ¿quién diria? Quizá hasta podríamos esperar un theme park de Springfield en el futuro venidero.

.

(Imagen de Portada: Fox/Disney)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes