Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

#21FCL: crítica a 'Carpinteros', de José María Cabral - Competencia Oficial Ficción

#21FCL: crítica a 'Carpinteros', de José María Cabral - Competencia Oficial Ficción

9 de agosto del 2017
Por Francis Saldaña
Película ganadora de diversos premios en la última edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Carpinteros es una historia de amor entre barrotes y a prueba de balas. En la cárcel de Najayo los pabellones de hombres y mujeres colindan entre sí, los presos son vecinos, se mandan recados, "carpintean" y se enamoran. Así será como Julián Sosa (Jean Jean) y Yanelly (Judith Rodríguez) inician una inesperada y arriesgada relación que tendrá sus altas y bajas en un ambiente hostil como es la cárcel.

Julián es el recién llegado, el nuevo, el discreto, el serio, y que para encajar en su nuevo modo de vida deberá aprender a carpintear: un lenguaje de señas que presos y presas han creado para comunicarse entre ellos fuera del alcance de las autoridades carcelarias. Todos los días durante el día, entre los barrotes de las ventanas del pabellón de hombres y las rejas del patio de mujeres ambos bandos empiezan a gesticular con las manos un sinnúmero de señas que solo ellos entienden.

Los códigos son secretos y entre parejas, pero Julián deberá carpintear con la novia de Manaury (Ramón Emilio Candelario) por encargo de este. Ella es Yanelly, una mujer fuerte que ha sufrido más de un desamor, pero que aun así confía en encontrar al verdadero hombre de su vida. Así es como nacerá su curiosidad por el nuevo recluso, quien en un principio solo le interesa la hierba que le puedan dar a cambio de hacerla de mensajero romántico.

(Foto: Captura tráiler oficial)

Ambos propiciarán diversos encuentros dentro de la cárcel para conocerse, hablar, acariciarse, darse fugaces besos que deberán durar tiempo suficiente hasta que vuelvan a verse las caras. Esta es una historia en donde la venganza también cobra protagonismo. Nadie se mete con la novia de un preso sin antes haberla pagado. Es la regla de las cárceles, pero en esta oportunidad no todo saldrá de acuerdo al guion.

La historia narrativa fluye entre algunos episodios de comedia y un acento dominicano que puede ser difícil de entender. Los 109 minutos que dura este drama carcelario nos muestra una realidad que ya muchos conocen. La sobrepoblación de reclusos en un mismo recinto es un problema latente en Latinoamérica. Una cárcel que tiene espacio para 2000, pero que en realidad son 8000 hacinados en precarias instalaciones. Lo cierto es que más allá de ser una historia de ficción, José María Cabral se basó en lo que sus ojos vieron durante 9 meses conviviendo con estos reclusos.

Un drama bien contado con imágenes verdaderamente hostiles, chocantes, y hasta degradantes ante los ojos del espectador. Es una ficción que bien podría ser un documental. Los actores principales nos adentran en un mundo lleno de sentimientos, pasiones y desesperanza que solo podrá ser superado por el amor.


Clasificación: 80/100
Carpinteros
de José María Cabral
República Dominicana, 2017 — 109 min.


(Imagen de portada: Captura tráiler oficial)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes