Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

#LasImperdibles: Automóviles del cine que nos robaron el corazón

#LasImperdibles: Automóviles del cine que nos robaron el corazón

22 de diciembre del 2018
Por Cristhian Manzanares
¿Cuántos de nosotros no hubiéramos querido dar un paseo en estos coches?

"Vamos de paseo, en un auto feo", dice una canción infantil. Lo cierto es que en el cine, un auto puede convertirse incluso en un personaje de vital importancia para la historia que se cuenta. Es más, un coche puede ser un personaje más, sin ninguna duda. Uno que nos marque tanto que al salir del cine, nos digamos "¡QUIERO TENERLO AHORA MISMO!". Si te ha pasado eso (y tú y yo sabemos que sí), entonces esta lista definitivamente es para ti.


A propósito del estreno de 'Bumblebee', estos son algunos de los automóviles del cine que nos robaron el corazón, y que nos gustaría tener aunque sea en un modelo a réplica. Porque... no han salido en Funko todavía, ¿cierto?

Bumblebee UIP

'Bumblebee' (UIP)



BUMBLEBEE

El más entrañable de los Transformers toma su "figura" tras escanear un Beetle modelo de 1967 de Volkswagen. En esta oportunidad, B-127 (ese es el nombre original de este autobot) es enviado a la Tierra por Optimus Prime para establecer una base y reagruparse; al llegar, es encontrado por la terrícola Charlie Watson (interpretada por Hailee Steinfeld), con quien desarrolla un vínculo inseparable.


PROTOTIPO "TUMBLER"

Christopher Nolan nos dejaba boquiabiertos con una trilogía del Caballero de la Noche no solo por dotarle de una personalidad distinta al cine de superhéroes, sino también por todos los artilugios que utilizaba Batman para combatir el crimen. Uno de tantos, precisamente, era el batimóvil, que para estas entregas estuvo basado en el cómic de Batman: The Dark Knight Returns de Frank Miller, desarrollando este vehículo que hasta trapaba paredes. Una locura.


DELOREAN DMC-12

El DeLorean fue un modelo de automóvil producido entre 1983 y 1985; tiempo suficiente para impactar al director Robert Zemeckis para que lo modifique y lo convierta en una "máquina del tiempo", en la que el Doc y Marty surquen universos paralelos. Se usaron 6 modelos para esta franquicias, y actualmente se sabe que solo 3 de ellos han sobrevivido. Uno de ellos lo puedes encontrar en el Petersen Automotive Museum.


CADILLAC ECTO-1

Carros icónicos, pocos como este. Para el Ectomóvil se tomó como referencia el modelo de 1959 de un Cadillac Miller-Meteor Ambulance (que solía ser una carroza fúnebre de color negro), del cual apenas se lanzaron unos 400 carros. Transformado por Stephen Dane, originalmente tenía un aspecto más siniestro, y su color pasó de negro a blanco, dado que Harold Ramis tendría que filmar 'Los Cazafantasmas' muchas escenas nocturnas y no se apreciaría muy bien en las tomas.


EL RAYO MCQUEEN

Si bien es cierto 'Cars' se desarrolla dentro del mundo de las carreras de automóviles, Monty "El Rayo" McQueen no pertenece a un modelo específico, sino que es una mezcla de varios de ellos, como por ejemplo, un Ford GT 40 o un Dodge Charger. Digamos que es una especie de carro al que se le atribuye el nombre de "stock car", que son los autos de competencia que corren en una pista ovalada por un determinado número de vueltas. Y El Rayo ya demostró que sabe hacerlo.


GRAN TORINO

Clint Eastwood ama Estados Unidos y todo lo que esa tierra produce, sea armas o automóviles. Para esta cinta usa como pretexto la obsesión por el cuidado de este modelo clásico (un Gran Torino Sport, del cual toma su nombre el filme), el cual su personaje, Walt Kowalsky, utiliza como herramienta para fomentar un nexo entre sus jóvenes vecinos que vienen siendo acosados por un puñado de malandros. Su personalidad hosca y testaruda, como veremos finalmente, no le impide tener que hacer todo lo necesario para impedir estos abusos.


THE BLACK BEAUTY

Quizás lo que muchas personas no sepan es que antes de ser una película, una serie de TV, e incluso un cómic, El Avispón Verde fue personaje de acción que comenzó en un programa de radio, creado en 1936. Una vez que pasó la señal abierta, y décadas después al cine, pudimos apreciar aquel majestuoso Imperial Crown de Chrysler (en total, la producción del filme utilizó 26 de estos vehículos) del cual se desprendían todas las armas que pudiéramos imaginar. Ciertamente, una absoluta belleza oscura.


FORD THUNDERBIRD

Para muchas personas, Thelma & Louise no tendría sentido sin su modelo Ford Thunderbird de 1966, aquel coche con el que estas heroínas recorren las carreteras de Estados Unidos hasta encontrar su épico final. Este modelo se puso en subasta alguna vez, llegando a un precio de 71,500 dólares. La cinta dirigida por Ridley Scott recibió un Oscar por Mejor guion original, a cargo de Callie Khouri, quien escribió una película sobre mujeres fuertes que se atreven a conducir su propia vida bajo su propio riesgo.


ASTON MARTIN DB5

Si querías encontrar un clásico, no busques más. El espía con licencia para matar, también tenía una licencia de conductor para automóviles elegantes, y el Aston Martin era la elección precisa para James Bond. Curiosamente, en las novelas de Ian Fleming, en las que están basados los filmes de 007, él conduce un Bentley. Y si bien es cierto otras marcas han aparecido en las cintas de Bond (como BMW y Lotus Espirit), este es el que siempre llevaremos en nuestro corazón.


HERBIE

Otro Vokswagen. Pero quién podría culparnos por esta elección. 'Cupido Motorizado' es casi casi un placer culposo, y valgan verdades lo es gracias a Herbie, el coche con vida propia que inició toda una franquicia de aventuras cinematográficas, de las que alguna vez formó parte Lindsay Lohan, 'Herbie: A toda marcha', en la que precisamente sería la última aparición cinematográfica de este encantador "escarabajo" con el número 53 en su capote.



(Imagen de portada: UIP)


Do you want to go to www.fandango.com? No Yes