Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Crítica a ‘Battle Angel: La última guerrera’: Alita por sobre todas las cosas

Crítica a ‘Battle Angel: La última guerrera’: Alita por sobre todas las cosas

14 de febrero del 2019
Por Cristhian Manzanares
La cinta de Robert Rodríguez es un festín visual 3D

Trasladar una historia original de un lenguaje a otro, en este caso del manga/anime al cine, no resulta siempre una tarea sencilla, porque ningún realizador tiene la idea de ejecutar una reproducción facsimilar, sino que es consciente que debe adaptarla a un público que no necesariamente está familiarizado con la fuente de donde se obtuvo lo que están viendo, aunque también respetando su esencia. Con ‘Battle Angel: La última guerrera’ también ocurre esto, y en principio podemos afirmar que, si bien el resultado total no es sobresaliente, es una cinta que nos ha dejado una muy buena impresión, y con ganas de ver qué más hay en el mundo en el que debe vivir Alita.


Lo primero que debemos decir tras la afirmación anterior, es que ‘Battle Angel’ es una película visualmente deslumbrante, con poco o nada que reprocharle en este aspecto –de hecho, es una cinta que debe verse en 3D, si tienes la oportunidad–, algo que esperábamos dada la presencia de James Cameron, aunque esta vez en su rol de productor. Si algo presenta este tipo de universos distópicos y futuristas que atrae al director de 'Avatar' es ese aroma a redención y la posibilidad de cambiar cualquier circunstancia que tienen sus protagonistas. Y los efectos especiales ganan mucho gracias al buen papel realizado por Rosa Salazar como la protagonista, haciendo que sus expresiones y movimientos, sean absolutamente creíbles.

En este escenario se da la reconstrucción de Alita, cuando es descubierta en un basural por el Dr. Ido (Christoph Waltz), una especie de Gepetto de ciborgs. Al despertar, ella no tiene conciencia de quién ha sido antes ni de dónde viene, pero no le faltarán ganas ni fuerzas para averiguarlo. Es en toda esta parte del relato en que la película de Robert Rodríguez se desarrolla de forma entretenida y fluida. Sin embargo, es este “crecimiento” de Alita el que nos roba la atención de todo lo demás y nos jala de lleno a su historia. Además, verla pelear resulta francamente deslumbrante.

Positivamente, la cinta acierta en darle fortaleza al personaje de Alita apenas “descubre” el mundo exterior. La intepretación de Rosa Salazar ayuda a reflejar un espíritu cándido, curioso, inquieto, ávido de nuevos conocimientos, y en franco despertar hormonal (así sea un ciborg). Alita representa el crecimiento de una pequeña niña decidida a hacerse de un lugar en un mundo hostil, realidad que no es muy lejana a la que se ve hoy en nuestro mundo. Además, está aquella división entre un mundo superior y al cual no podemos tener acceso (y en el fondo, solo sabemos que es "mejor" por referencias lejanas) y otro inferior, derruido y decadente, en el que el resto de nosotros debe resignarse a existir.

No obstante, cuando las distintas motivaciones de todas las personas involucradas en la vida de Alita se entrecruzan, es que sentimos que el vértigo decae un poco. No podemos culpar a Rodríguez/Cameron por su ambición de querer ir un poco más allá de la fuente original, y no es necesario que “inventen” algo que no ha sido escrito ya (material que sería apropiado que revisen quienes no lo han hecho, dicho sea de paso). De todas formas, el problema no es tanto de la historia que se complica innecesariamente un poco sino de la fragilidad que exhiben alguno de los personajes y sus dinámicas entre ellos.

Quizás la gran conclusión que sacamos de esta enorme experiencia cinematográfica es que en manos del James Cameron director, no el productor, esta cinta hubiera sido una de las cosas más alucinantes que hayamos visto, pero también sería mezquino de nuestra parte no reconocer que dentro de todo Robert Rodríguez ha obtenido una película entretenida (es notorio que este ha sido el objetivo principal, y lo logra), dejando abierta las puertas a más entregas del fascinante y peligroso universo de 'Battle Angel: La última guerrera'. Nosotros seguramente las estamos esperando.

(Imagen de portada: 20th Century Fox)



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes