Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

shazam critica

Crítica a '¡Shazam!': DC suma otro acierto [Sin Spoilers]

3 de abril del 2019
Por Renato Carrasco Urbano
Divertida, refrescante y sincera. ¡Shazam! aprovecha todo lo que está a su alcance para hacernos pasar un momento agradable en la butaca, libre de toda esa pretensión y suntuosidad que rodea al género.

¡Shazam! ha llegado a nuestras carteleras para demostrarnos que DC aún puede hacer muy bien las cosas dentro del terreno cinematográfico. Si bien, los fans quedaron satisfechos con el trabajo de James Wan en Aquaman, el director David F. Sandberg, conocido por su trayectoria en el género de terror, nos ha regalado una entrega completamente refrescante que apela muchísimo más al entretenimiento puro y duro, dejando de lado las temáticas sombrías y supuestamente profundas.


REPASEMOS LO BUENO…

No nos malinterpreten, ¡Shazam! toca algunos temas importantes, sobre todo en cuanto a la familia, el desarrollo de la personalidad, y el verdadero significado del heroísmo; sin embargo, todo ello es matizado con un humor bastante digerible y, a la vez, inteligente, logrando que hasta los más escépticos esbocen una sonrisa. Si no fuese porque las películas de superhéroes están un tanto encasilladas dentro del género de acción y ciencia ficción, podríamos decir que ¡Shazam! es la mejor comedia en lo que va del año. Un título no menor, ya que por lo general se suele desprestigiar al rubro cómico.

shazam

(Fuente: Warner Bros. - DC)

Sin embargo, ¡Shazam! no solo tiene la capacidad de arrancarte sonrisas genuinas, la película explora profundamente tanto el pasado del protagonista, Billy Batson (Zachary Levi - Asher Angel), como del villano, Dr. Sivana (Mark Strong), logrando un balance correcto entre ambas figuras antagónicas que nos permite conocer muy bien sus motivaciones, miedos y la personalidad que los caracteriza. Puede que Batson tenga un trasfondo mucho más empático y loable que Sivana, pero eso no significa que sus acciones no estén justificadas. Tal vez no sea un enemigo a la altura del Joker de Ledger o el Thanos de Josh Brolin, pero tampoco es el malo, malote, malísimo llevado a la caricaturización extrema.

Lo más rescatable de ¡Shazam! es la sinceridad con la que han sido tratados los personajes, aferrándose al material canónico y dejando de lado todo tipo de pretensión. Tanto Zachary Levi como Asher Angel están perfectos en el papel, a tal punto que ya morimos por verlos en una secuela o compartiendo escenario con alguna otra figura del Universo Cinematográfico de DC. Carisma, simpatía y espontaneidad son las características que mejor reflejan el trabajo de ambos intérpretes.

shazam

(Fuente: Warner Bros. - DC)

Otro punto a favor es la forma en cómo han retratado el mundo de Billy. Su familia, su escuela, sus amigos e incluso la magia, cumplen un rol fundamental en el desarrollo de este personaje. Pocas cosas sobran, logrando una trama compacta y digerible que te hará pasar esas dos horas en la butaca como si nada. Además, el soundtrack es de lo mejor, agregándole vitalidad y energía a distintos momentos como la secuencia de entrenamiento o la batalla final.

Ya para ir terminando con los aspectos positivos, lo más destacable de ¡Shazam! es que no le da la espalda a la realidad actual de DC en el cine. Utiliza cameos, referencias y todo lo que está a su alcance para ser una especie de sátira de cómo se estaban manejado las cosas hasta el momento dentro de la franquicia, pero sin llegar a los extremos de Deadpool.

Todo el equipo de ¡Shazam! sabe muy bien donde están parados y, si bien se dan el lujo de jugar con ciertos factores espinosos, no son mezquinos con el UEDC y dejan abierta la posibilidad para que este universo pueda corregirse y, finalmente, reivindicarse a los fans.

LO MALO [PERO NO TAN MALO]

Si bien la gran virtud de ¡Shazam! es no tomarse tan en serio, esto también termina convirtiéndose en un arma de doble filo. Lo importante es encontrar un balance y, así como nos regalaron un buen chiste, ofrecernos un momento serio, emotivo o de auténtico peligro para el protagonista. Como señalamos párrafos atrás, la película no llega a la irreverencia de Deadpool, pero también abusa un poco de sus recursos cómicos.

Por otro lado, si bien el Dr. Sivana cuenta con varios minutos a lo largo y ancho de toda la trama, su potencial pudo ser muchísimo más aprovechado. Es un villano decente, pero no tan memorable. La película hace todo lo posible para que Shazam brille, descuidando un poco a su antagonista. No obstante, las cosas podrían cambiar mucho cuando Black Adam llegue a la pantalla grande.

shazam

(Fuente: Warner Bros. - DC)

Finalmente, la dirección de David F. Sandberg es correcta, pero no arriesga demasiado. El guion y el carisma de los protagonistas ayudan mucho al desarrollo del film. Quizás en una secuela, el cineasta pueda explorar otros recursos narrativos y estéticos que ayuden elevar el nivel de la propuesta.

En resumidas cuentas, ¡Shazam! es una película divertida, refrescante y sincera que aprovecha todo lo que está a su alcance para hacer pasar un rato agradable al espectador, libre de toda esa pretensión y suntuosidad que rodea al género.


(Foto de portada: Warner Bros. - DC)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes