Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Oscars 2018: los momentos más divertidos de la ceremonia

Oscars 2018: los momentos más divertidos de la ceremonia

5 de marzo del 2018
Por Francis Saldaña
Un grupo de espectadores fue sorprendido en una sala de cine por Gal Gadot, Margot Robbie, Guillermo del Toro, Ansel Elgort y varias estrellas más

La ceremonia 90 de los Oscars no fue la más entretenida de la historia, pero hubo ciertos momentos que salvaron la plana conducción de Jimmy Kimmel a lo largo de la noche. Uno de los más divertidos fue cuando el presentador junto a estrellas como Lin-Manuel Miranda, Mark Hamill, Lupita Nyong’o, Emily Blunt, Ansel Elgort, Armie Hammer, Gal Gadot, Margot Robbie y Guillermo del Toro se dirigieron en plena ceremonia a una sala de cine para sorprender a sus espectadores.

Elgort y Hamill fueron los primeros en ser invitados por Kimmel para que se unieran a la sorpresa. Luego de haber reunido a un número importante de actores y directores, todos juntos salieron del teatro Dolby para dirigirse a una sala de cine que transmitía un adelanto de Un viaje en el tiempo. A cada una de las estrellas se les dio unas canastas que contenían golosinas para que las repartieran entre la audiencia. Además un espectador de la sala fui invitado a presentar un premio.

Otro divertido momento fue cuando Sandra Bullock subió al escenario para presentar el premio a Mejor fotografía. En el preámbulo de su speech se dirigió al encargado de la iluminación para alentarlo a bajar las luces del escenario y así ella pudiera verse como en sus 40, o menos. Hasta hizo una broma con Gal Gadot que todo el público asistente explotó en risas.

Tiffany Haddish y Maya Rudolph presentaron el premio a Mejor documental corto y definitivamente fue uno de los momentos que más carcajadas ocasionó entre los asistentes. Ambas aparecieron en el escenario con los tacones en las manos y usando pantuflas. Luego de quejarse por el cansancio y las ampollas que les había ocasianado usar zapatos altos durante largas horas, dejaron saber su preocupación sobre si los Oscars se habían convertido ahora en una ceremonia de negros, por supuesto de una manera bastante sarcástica y divertida.

Por último, pero no menos divertido fue el inicio de la ceremonia cuando Jimmy Kimmel les dio a todos los futuros ganadores un pequeño incentivo para que sus discursos de agradecimiento no fueran tan largos. Se trató de un jet ski valorizada en poco más de 17 mil dólares nada más y nada menos que presentado por Helen Mirren. Así es, la ganadora del Oscar fue la modelo que apareció al lado de la moto de agua pero por supuesto Kimmel aclaró que la actriz no estaba incluida en el premio.

Portada: Jimmy Kimmel Live / Youtube Oficial

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes