Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Había una vez en Hollywood final tarantino

¿Qué significa el final de 'Había una vez en Hollywood'? [SPOILERS]

23 de agosto del 2019
Por Samantha Cerff
La nueva película de Quentin Tarantino ha llegado a los cines. En esta nota analizamos el final de 'Había una vez en Hollywood'.

El cine de Quentin Tarantino ha cautivado a la audiencia desde sus primeros trabajos. Su distintivo estilo, con mezclas de comedia y violencia, ha tomado distintas variantes en películas como Bastardos sin gloria y Pulp Fiction. Ahora, con Había una vez en Hollywood, el director vuelve a cambiar las reglas del juego y nos presenta una propuesta más reflexiva, sin perder el 'toque Tarantino' que ya se ha vuelto su marca registrada.



En la siguiente nota, analizaremos el final de su más reciente largometraje. Te recomendamos disfrutar de la película antes de seguir leyendo. Recuerda que puedes comprar tus entradas a través de nuestra cartelera.



¿Empezamos con los spoilers?

Es inevitable. Después de disfrutar de Había una vez en Hollywood, el tema de discusión será el último acto de la película. Tarantino se inspira en los terribles asesinatos perpetuados por la familia Manson; fiel a su estilo, toma un giro creativo y potencialmente controversial.

Si bien los protagonistas del largometraje son Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) y Cliff Booth (Brad Pitt), el personaje de Margot Robbie también juega un rol sumamente importante en la historia. La actriz encarna a Sharon Tate, una de las cinco víctimas de los seguidores de Charles Manson el fatídico 9 de agosto de 1969.



Dalton regresa a su hogar tras tener una exitosa carrera en Europa. Sin embargo, ya no puede pagar los servicios de Cliff y, para despedir todos los años en los que trabajaron juntos, se van a tomar unos tragos. Cuando vuelven a casa, Cliff sale a pasear a su perro y fumar un cigarro de ácido que había guardado. Por su parte, Rick prepara margaritas y espanta a un grupo de hippies que hacían ruido con el motor de su auto. Lo que no sabía es que este era el grupo de seguidores de Manson.

Tras reconocer a la ex-estrella, el grupo toma la decisión de "matar a las personas que les enseñaron a matar". Es así como regresan a la casa de Rick Dalton para acabar con él, alterando así el desenlace que tuvo la trágica historia real. Tarantino transforma a los tres asesinos en caricaturas e, inmediatamente después, con ayuda de sus personajes pasa a demostrar que está en su salsa cuando se trata de violencia.



Este gore cinematográfico probablemente divida a la audiencia. Habrá quienes estén satisfechos con el final alternativo y quienes no, pero eso nunca ha sido algo que perturbe a Quentin Tarantino. Al contrario, este final parece ser un deseo propio, su versión de cómo debía terminar la historia real, algo que tan solo puede hacer a través de su arte con esta fantasía de venganza.

Había una vez en Hollywood ya está disponible en las salas de cine.

(Imagen de portada: Heyday)



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes