Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Crítica a 'Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald', el debut de un nuevo mago oscuro

Crítica a 'Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald', el debut de un nuevo mago oscuro

15 de noviembre del 2018
Por Samantha Cerff
La película protagonizada por Eddie Redmayne continúa con la expansión del universo de Harry Potter.

El Mundo Mágico vuelve a la pantalla grande. Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald muestra las nuevas aventuras del magizoólogo Newt Scamander quien, pese a querer dedicarse plenamente a sus criaturas mágicas, no puede evitar encontrarse a sí mismo en medio de los problemas. Al igual que el joven Harry Potter, parece tener una habilidad innata para ello.



Crímenes de Grindelwald arranca meses después de los eventos ocurridos en Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos. Newt Scamander sufre las consecuencias de la destrucción de Nueva York, con un impedimento de salida de Inglaterra; sin embargo, eso no lo detendrá cuando su antiguo maestro, Albus Dumbledore, le encargue la misión de encontrar a Credence antes de que sea asesinado a manos del Ministerio o reclutado por el mago oscuro Gellert Grindelwald.



Será más que complicado para un nuevo espectador, alguien que no ha visto la primera entrega ni la saga Harry Potter, seguir el hilo de esta enmarañada trama. Pero la película no toma demasiado tiempo en recapitular hechos pasados y tiene claro desde un inicio que el público al que se dirige está conformado por fans de la franquicia.

Entre los miembros del elenco que regresan para esta secuela destacan tres figuras. Primero, tenemos a Eddie Redmayne como Newt, quien lidera un talentoso ensamble y le aportar las características necesarias para convertirse en un personaje entrañable que mantiene la trama ligera pese al drama que se vive alrededor. También está Ezra Miller como Credence, el obscurial por el que todos están interesados, ya sea para matarlo o sumarlo a su causa. El actor de Tenemos que hablar de Kevin demuestra una vez más su versatilidad con un personaje más oscuro, comparado con su reciente trabajo en La Liga de la Justicia. Finalmente, tenemos a Alison Sudol, cuyo rol se vuelve más completo que en la primera cinta. Lamentablemente, ni Dan Fogler ni Katherine Waterston logran brillar en este segundo film.

Por otro lado, tenemos a las nuevas incorporaciones. Jude Law se transforma en una versión mucho más joven del Albus Dumbledore que vimos en la franquicia original. Aunque con grandes cambios, el personaje mantiene una esencia muy similar, con la sabiduría que lo caracteriza.

Tras su debut al final de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos, Gellert Grindelwald cobra mucha más importancia en esta película. Aunque la inclusión de Johnny Depp provocó mucha polémica, el actor americano logra hacer suyo el papel y resulta difícil imaginar a alguien más en sus zapatos.



Si el largometraje dirigido por David Yates, con un guion a cargo de J. K. Rowling, peca de algo es por la cantidad de subtramas que intenta mantener. Esto mejora en la última parte del film, cuando cada hilo se va conectado con la trama central. Otra característica muy notoria de la cinta se encuentra en las bases que sienta para las tres entregas restantes, acompañada de guiños y referencias a la saga previa.

Si bien Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald mantiene ese espíritu de magia, abocado al entretenimiento de los espectadores, toca temas mucho más complejos y hace sutiles referencias a asuntos contemporáneos, como la presidencia de Trump, de la que Rowling ha sido muy crítica. ¿Es la ventana propicia para manifestar una posición? Eso lo decidirá el público, siempre que no afecte el desenvolvimiento de la entrega. En este caso, parece no hacerlo. Recuerda que la cinta ya está disponible en todas las salas de cine, puedes comprar tus entradas en este enlace.

(Imagen de portada: Warner Bros.)



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes