Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Crítica a 'Alien: Covenant', lo nuevo de Ridley Scott con Fassbender y Waterston

Crítica a 'Alien: Covenant', lo nuevo de Ridley Scott con Fassbender y Waterston

10 de mayo del 2017
Por Renato Carrasco Urbano
La nueva película de la franquicia Alien logra revertir los errores de su predecesora contándonos el verdadero origen de las aterradoras criaturas.

Alien: Covenant, secuela directa de Prometheus y precuela de todas las películas clásicas de la franquicia, llega a nuestras carteleras con la promesa de reivindicar al universo xenomorfo y regalarnos una aventura brutal, terrorífica y sangrienta digna de sus precursoras; además de intentar resolver algunos enigmas relacionados directamente con la mitología de los aliens.

Tras cinco años de larga espera, Ridley Scott deja atrás las grandes pretensiones filosóficas que se plantearon en Prometheus para centrarse netamente en contarnos una historia sobre los orígenes de la raza extraterrestre más temida del celuloide. Covenant es un tributo al inolvidable film de 1979 (protagonizado por Sigourney Weaver) en la medida que mantiene una atmósfera bastante gótica, sórdida y hasta incómoda a lo largo de sus dos horas de duración.

La película sorprende con diversas referencias y guiños que son todo un deleite para los seguidores de la saga, además de ser mucho más ágil y entretenida que su predecesora, aunque no lo suficiente. Si bien su lento arranque puede justificarse, ya que nos ayuda a conocer las motivaciones de cada personaje y nos brinda un poco de contexto para comprender ciertos aspectos futuros e importantes de la trama, es innegable que la primera hora se torna algo tediosa y aburrida, con escenas que fácilmente pudieron ahorrarse para ofrecerle al espectador más suspenso en torno al gran tema de la película: los aliens.

(Imagen: 20th Century Fox).

Por otro lado, la clasificación R le cae de maravilla, en especial cuando evidenciamos algunas escenas bastante gores y desagradables que nos hacen poner la piel de gallina, como si fuéramos nosotros quienes expulsamos a un neomorfo a través de nuestra espalda. Michael Fassbender es el verdadero protagonista de la película interpretando de manera notable a dos sintéticos: Walter, androide de Covenant y David, el androide original de Prometheus. Y aunque Katherine Waterston no sea Ripley, cumple sobresalientemente en el rol de Daniels.

En cuanto a los aspectos técnicos y visuales, es imposible no aplaudir la fotografía de Dariusz Wolski y la tétrica banda sonora de Jed Kurzel, ambas jugaron un papel fundamental en cuanto a la creación de momentos cargados tensión y tenebrosidad. También es justo reconocer que hubo una mejora en lo que respecta al CGI, pese a no creerme por completo que las criaturas “realmente existen”.

(Imagen: 20th Century Fox).

Covenant tiene entre sus mayores atractivos dar respuesta a la creación del Alien original, tal y como lo conocemos, además de sentar las bases para lo que podría ser una tercera entrega, en la que divisaríamos —durante los minutos finales al mismo estilo de Rogue One— un empalme con el clásico setentero. No obstante, esto no quiere decir que la película no tenga fallas vinculadas en su mayoría al guion, sobretodo en la resolución del acto final donde se hace más notorio que a Scott le falto mucha, pero mucha creatividad.


(Imagen de Portada: 20th Century Fox)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes