Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Underwood vs. Trump: cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia

Underwood vs. Trump: cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia

31 de mayo del 2017
Por Gabriella Botello
El maremoto político de la Oficina Oval pasa de la ficción a la muy real administración del nuevo mandatario estadounidense. El furor de 'House of Cards' dispara su quinta temporada en la era Trump entre la censura, la merma narrativa o como nueva forma de inspiración.

Cling-cling. La lucha por el título del Peso Pesado Maquiavélico acaba de comenzar. En esta esquina, con los calzones estrellados rojo, blanco y azul, el tupé más ridículo de la política moderna con díxit de cabecera "estás despedido", .Trump . Y en esta otra, el profeta del drama-político furor de Netflix, el macabro acuñador de "la democracia está sobrevaluada", Frank Underwood. El más abyecto presidente de la ficción se trenza mano a mano en duelo con el más controversial mandatario del mundo, y su primera coincidencia en el espacio tiempo promete dar espacio a una contienda en que la realidad excede a House of Cards. ¡Fight!

Underwood no siempre gana. Cuando el escándalo supera la ficción, la demencial administración Trump , al borde del juicio político por obstrucción a la justicia y confabulaciones rusas, escapa al arco narrativo ficcional verosímil que podría tener House of Cards. Es que sí: la crediblidad de las maquinaciones políticas del escenario del poder norteamericano es, asesinatos más o adulterios menos, el engranaje sobre el cual opera el exito de la serie del clan Underwood.

Pero la simetría entre el político nato, que rozando en lo macabro destaca como titiritero de las instituciones constitucionales para inyectarse en el escenario político con indudable maestría sangrienta, y el multimillionario que arribó a la presidencia más por azar que por conjuro es imposible de mantener. No sin caer en el inverosímil. Dramatizar el patrón actual de la Casa Blanca es una tarea que bien podría exceder a los escritores de House of Cards.

Es que vamos. La locura presente de la Oficia Oval corta la horma imposible para la nueva temporada de House of Cards.... Y no es que no lo hayan intentado. El parecidio ya fue augurio en el avance de la administración Underwood para la quinta temporada. La “ prensa ruidosa que prefiere centrarse en el pasado en lugar de hablar de lo que está pasando ahora mismo” de Claire Underwood resuena a la postura de Trump... Y nos recuerda las fake news que acusó de propagar a cadenas masivas como ABC, BBC Y CNN.

No es el único. "Tendremos que trabajar juntos, cuidar el uno del otro y, sí, vigilarnos el uno al otro” fue parte del mensaje de Claire que hace eco de una excesiva beligerancia temeraria que bien podría haber sido parte de la campaña discursiva del actual presidente. ¿Cómo no evocar los mitines presidenciales en los que Trump instó a su público votante a ejercer su derecho a portación de armas contra su contendiente electoral, Hillary Clinton con el adelanto? El parecido está, cuando menos, insinuado.

Lo cierto es que el mundo real excede a la ficción... O eso creen los actores y productores de la serie. “Trump nos ha robado todas las ideas para la sexta temporada”, sentenció Robin Wright en una conferencia a Variety. Así pareciera en el contexto de la Casa Blanca: un presidente que vira en las anticonstitucionalidades más puras, entre Travel Bans y manejos de la Trump Organization en las políticas públicas, entre muros discriminatorios y bombardeos a Siria, entre empujar a al mandatario de Montengro Dusko Markovic en una reunión de la OTAN y que Ivanka Trump y su yerno Jared Kushner -investigado por sus lazos con Rusia- parece exceder a la ética nefasta de Underwood.

La posibilidad de que la administración presente de la Oficina Oval de Trump merme las posibilidades narrativas verosímiles de House of Cards es el fantasma narrativo de la serie. Si Beau Willimon [creador de la serie] y el equipo de guionistas incluyeran en la serie un personaje similar a Donald Trump, la audiencia se nos echaría encima acusándonos de falta de credibilidad", afirmó Michael Kelly, que interpreta al mano derecha oscuro de Underwood.

Las semejanzas están ahí para ser vistas. "No quisimos que la gente pensara que eso era lo que nos proponíamos. Nunca fue nuestra intención tener un papel en el mundo real de la política. Queríamos ser un universo alternativo, y puede ser un universo que la gente prefiere", explicó el mismísimo Kevin Spacey. "Nunca hemos sido una serie que se inspire mucho en hechos reales. Y no veo que eso vaya a cambiar pronto", agregó el Kelly ... Y tampoco podría haber imaginado “en un millón de años que una estrella de programas de telerrealidad” sería presidente.

.

Lo que sí, el mano derecha advierte que las diferencias entre realidad y ficción: "yo votaría a Underwood siempre. Frank Underwood es un tipo eficiente y trata de hacer su trabajo, el suyo es un gobierno operativo

Por su parte, la alternativa ficcional a Trump es bastante clara entre los puntos de inspiración. "Debemos recordar una importante diferencia: uno de estos personajes es de ficción, mientras que el otro es un personaje de ficción", detalló Kevin Spacey.

.

No obstante, no niega los puntos de contacto. "En algún punto entre que grabábamos la temporada y antes de que estrenara, alguna de las cosas pasaron el mundo real y pensamos que todos asumirían que lo robamos de los titulares. Creo que nunca fuimos más relevantes", explicó el actor.

Lo cierto es que se abre la pregunta: ¿qué pasa cuando House of Cards se convierte la versión naïf -y hasta retro- del material que quiso volver distópico? Cuando la oscuridad se convierte en realidad y la administración Trump muta en el nepotismo sin la fineza política, la relevancia de la quinta temporada está más en juego que nunca. Habrá que ver.


(Imagen de Portada: Fotomontaje de Fandango con imágenes de Netflix)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes