Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

mindhunter real holden ford bill tench john doulgas robert ressler

Fandango True Crimes: conoce a los verdaderos agentes que inspiraron 'Mindhunter'

20 de agosto del 2019
Por Gabriella Botello
John E. Douglas y Robert Ressler, en la foto con el serial killer Ed Kemper, son los cazadores de mentes del mundo real.

No nos avergüenza decirlo: somos unos verdaderos junkies de las historias criminales, morbosos profesionales de la pantalla chica y grande, wannabe detectives privados con todo y trench, y unos confesos adictos a Mindhunter, el psycho trip de David Fincher que acaba de estrenar su segunda temporada. Y vamos: tiene psicología criminal, un elenco completo de los asesinos en serie más notorios de Estados Unidos, y dos protagonistas convincentes de agentes del FBI. Lo único que la vuelve mejor es que está completamente basada en hechos reales… O algo así.


Es que los agentes del FBI Holden Ford y Bill Tench -pioneros de la Unidad de Ciencias del Comportamiento de la oficina en la década de 1970- no existen con esos nombres y biografías particulares, pero sus aventuras intentando delinear un protocolo para perfilar a delincuentes violentos son bien reales. Es que el dúo dinámico está inspirados en dos hombres de carne y hueso: los ex agentes del FBI John Doulgas (un ex SWAT) y Robert K. Ressler, que se unieron al Bureau en la década del ‘70 y empezaron a trabajar juntos en Quantico en la ahora inexistente UCC. Y sí: allí, comenzaron a desarrollar perfiles criminales y viajaron por todo el país para entrevistar a asesinos seriales, término que acuñaron para explicar la violencia reincidente que -hasta entonces- no tenía nombre.


Como en la serie, crear la Unidad de Ciencias del Comportamiento no fue una tarea nada fácil para Robert y John, cuyos primeros esfuerzos en esbozar tipologías de comportamiento de criminales violentos, no fueron tomados en serio (calcadito a Mindhunter). De hecho -y como también pasa en la serie- no fue hasta que una psiquiatra con metodología científica llegó al equipo que la empresa de poder detectar y prevenir la conducta de asesinos seriales que los federales no le dieron el reconocimiento. La Dra. Ann Burgess (efectivamente, la Wendy Carr de la vida real) fue elemental para crear una recopilación tipificada y normativa para categorizar alos delincuentes violentos con repeticiones.

De la dulpa, Holden Ford es el más parecido a John. Fue él el que, como en la segunda temporada, dio con el perfil del hombre joven y afroamericano en los Atlanta Child Murders del ‘71. Como en Mindhunter, Douglas examinó las escenas del crimen y creó perfiles de los perpetradores, describiendo sus hábitos e intentando predecir sus próximos movimientos. En los casos en que su trabajo ayudó a capturar a los delincuentes, también desarrolló estrategias para interrogarlos y procesarlos. Además, creó el Crime Classification Manual (CCM), un protocolo que hoy es estándar para delinear perfiles criminales y que sigue siendo tremendamente actual en las técnicas de perfilado del FBI.

Crédito: BBC

Crédito: BBC


Fue también él que escribió Homicidio Sexual: Patrones y Motivos primero y Mind Hunter: Inside the FBI's Elite Serial Crime Unit después, libro sobre el que se basa la serie. En él, se relata específicamente cómo se formó esta Unidad especial para analizar, clasificar y comprender el comportamiento de asesinos en serie. Y los nombres eran más que resonantes: Douglas y Ressler entrevistaron a los más infames y notorios serial killers, incluyendo a David Berkowitz, Ted Bundy, John Wayne Gacy, Charles Manson, Lynette Fromme, Sara Jane Moore, Edmund Kemper, James Earl Ray, Sirhan Sirhan, Richard Speck, Donald Harvey, Gary Ridgway y Joseph Paul Franklin.


Ressler sería el Bill Tench del mundo real y a él le debemos el término “serial killer”. El coronel retirado de la Armada estadounidense trabajó durante 20 años en el FBI, creó la Unidad de Ciencias de Comportamiento, fue vital para la creación de la Vi-CAP (el Programa de Detención de Criminales Violentos). y fue profesor de su escuela de criminología. Especialista la identificación y captura de asesinos, Robert siempre tuvo una increíble facilidad para trazar perfiles psicológicos que le valió el honor de capturar a varios de los homicidas más buscados de EE.UU.

Como si eso fuera poco, Rassler se convirtió en un increíble asesor en novelas y películas sobre estas personalidades. De hecho, a él le debemos la maravillosa personalidad de Hannibal Lecter en El silencio de los corderos y los demenciales componentes sexuales de Patrick Bateman en American psycho.


(Imagen de portada: BBC).

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes