Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Emilia Clarke, de 'Game of Thrones', emociona al revelar que ha sobrevivido a dos aneurismas cerebrales

Emilia Clarke, de 'Game of Thrones', emociona al revelar que ha sobrevivido a dos aneurismas cerebrales

25 de marzo del 2019
Por Paloma Díez Pérez
La actriz es todo un ejemplo de superación.

Daenerys Targaryen es uno de los personajes femeninos más fuertes y poderosos de la cultura popular. El personaje de Game of Thrones ha librado grandes batallas, pero ninguna se parece a la que ha vivido su alter ego: Emilia Clarke. La actriz británica nos ha sorprendido al confesar que casi muere tras el estreno de la primera temporada a causa de dos aneurismas que se complicaron mucho.

La propia Clarke ha sido la encargada de revelar su secreto mejor guardado en una carta pública que ha escrito en The New Yorker. Para la actriz cumplir su sueño de convertirse en una estrella reconocida pronto se convirtió una pesadilla debido a la rápida popularidad que alcanzó su personaje en la serie. Además, también se sintió expuesta —literalmente— ya que desde el primer episodio apareció desnuda. Para lidiar con el estrés, Clarke decidió centrarse en el deporte con un entrenador personal. Todo iba bien hasta que un día sufrió una hemorragia subaracnoidea; es decir, en el espacio que rodea al cerebro.

Un tercio de las víctimas que sufren este tipo de aneurisma mueren y quienes sobreviven necesitan una intervención muy complicada para no sufrir un segundo derrame. Si Clarke no se operaba pronto tenía muchas probabilidades de morir. Tras una cirugía de tres horas, la actriz despertó con muchos dolores. Las siguentes semanas fueron muy dolorosas, pero lo peor fue la afasia. No poder recordar su nombre completo fue tan desesperante que la joven —que por entonces contaba con 24 años— pidió que la dejasen morir.

Daenerys

(Imagen: HBO)

Por fortuna, la intérprete de Khaleesi logró salir adelante pero los médicos le dieron una dura noticia: tenía un segundo aneurisma en la otra parte de la cabeza. A pesar de todo, Clarke se dedicó en los siguientes meses a promocionar la serie mientras se medicaba entre las entrevistas para sobrellevar el dolor.

Las filmaciones de la segunda temporada fueron una tortura para la actriz: “en el set de Dubrovnik no paraba de repetirme: 'estoy bien, estoy en mis veinte, estoy bien'. Me lancé al trabajo. Pero después del primer día difícilmente conseguí llegar al hotel antes de colapsar de agotamiento. En el set no perdí el ritmo un segundo, pero fue muy difícil. La segunda temporada es la peor. No sé lo que estaba haciendo Daenerys. Si soy completamente sincera, durante cada minuto de cada día pensaba que iba a morir".

Daenerys

(Imagen: HBO)

Pero esta historia de dolor no termina aquí, ya en el 2013 —entre el descanso de la tercera a la cuarta entrega— el segundo aneurisma se duplicó y era necesario intervenir antes de que se rompiera. Los médicos prometieron una intervención mucho más sencilla que la primera, pero todo salió mal y Clarke sufrió una gran hemorragia. Los cirujanos tuvieron que volver a operar pero, esta vez, de manera tradicional: a través del cráneo.

La segunda cirugía y recuperación fueron mucho más dolorosas que la anterior vez, pero a la actriz solo le importaba su capacidad cognitiva y el impacto de esto en su carrera profesional. "¿Me afectaría a la concentración? ¿A la memoria? ¿A la visión? Ahora le digo a la gente que lo que me hizo fue perder el buen gusto por los hombres. Pero nada de esto parecía divertido en ese momento".

Denerys

(Imagen: HBO)

Con el tiempo, Clarke recibió el alta y a modo de recuerdo de esta gran batalla por la vida conserva una gran cicatriz que atraviesa su cuero cabelludo. Ahora que ya está recuperada del todo, la actriz ha decidido dar visibilidad a su enfermedad y por eso ha unido su imagen a la organización SameYou, que brinda tratamiento a las personas que han sufrido un accidente cerebral.

La Clarke quiso despedir su carta abierta agradeciendo todo el amor y apoyo que ha recibido de su madre, su hermano, sus amigos y a todo el equipo médico que la trató; pero en su corazón tiene un lugar especial para su padre "que murió de cáncer en 2016 y a quien nunca podré agradecer lo suficiente que me sostuviera la mano hasta el final".

Emilia Clarke es una gran luchadora y agradecemos que haya decidido hacer pública su enfermedad para que sea un poco menos desconocida y se puedan recaudar fondos para ayudar a aquellas personas con pocos recursos que han sufrido accidentes cerebrales. La actriz regresará a las pantallas el próximo 14 de abril con la octava entrega de Game of Thrones.

(Imagen de portada: HBO)


Do you want to go to www.fandango.com? No Yes