Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Lo bueno, lo malo y lo raro: las 8 cosas que no sabías sobre los Golden Globes

Lo bueno, lo malo y lo raro: las 8 cosas que no sabías sobre los Golden Globes

8 de enero del 2017
Por Gabriella Botello
Hoy llegan los premios con espíritu más glamoroso y relajado de la industria y calentamos los motores listando los datos más curiosos, locos y desopilantes de los Globos de Oro.

¿Qué relación tiene un chihuaha con los Golden Globes? ¿Qué tiene que ver el Arca de Noé con Hollywood? ¿Cuántos litros de champagne se estiman por cabeza? ¿Cómo una cena puede convertirse en almuerzo?

Estas y muchas mas son las preguntas que despiertan los Globos de Oro. Los Oscar casuales visten a Los Ángeles de fiesta y hoy, en su 74ª entrega, los Golden Globes están en boca de todos y abre las puertas de su interesante, vasto (¡y jugoso!) pasado al escrutinio para encontrar los datos más curiosos, chiflados y ridículos de su historia.



LA ALFOMBRA ROJA MIDE LO QUE EL ARCA DE NOÉ (CASI)

Ya sólo en la antesala de uno de los eventos obligados para la realiza de Hollywood, encontramos un chisme de proporciones bíblicas. El Arca con el que el profeta Noé albergó a dos animales de cada especie para salvarlos de la ira de un Dios fastidiado con la humanidad medía, de acuerdo a la Biblia, unos 450 pies de largo, es decir, unos 138 metros de largo.

(Imagen: Jordan Insider)

La proverbial alfombra roja roza los 133 metros: mide precisamente 437 pies de largo. Más allá de dudar de la veracidad de los datos del Evangelio, podemos asegurar que éste 'arca' sí podrá llevar de dos en dos a las parejas del cine y de la televisión



A NO SER QUE SEAS UN NOMINADO, NECESITAS MUCHA BUENA SUERTE PARA ENTRAR

Las entradas para la gala de los Globos de Oro, tradicionalmente celebrada en el International Ballroom del hotel Hilton, son de las que más cotizan entre los socialités de Los Ángeles. A no ser que estés nominado, seas pareja, mánager, hermano o consejero espiritual de alguno de los competidores por la estatuilla, la entrada es prácticamente imposible.

(Imagen: HPFA)

Es que, sorprendentemente, el Salón de Baile del Hilton es más pequeño de lo que creemos: entran unas 111 mesas, en las que se sientan unas 10 o 12 personas. Eso implica que menos de 1300 personas conforman al exclusivo público de la entrega. Para comparar y tener perspectiva, el teatro Dolby, donde se organizan los Premios de la Academia, alberga a al menos 3400 personas.



AÚN ASÍ, ES UNO DE LOS POCOS EVENTOS CON ASIENTOS VACÍOS

Tradicionalmente, los directores de las masivas entregas de premios en Hollywood recurren a los seat filler, extras contratados para sentarse una vez que alguna estrella recibe un premio o lo presenta: se evita de esta forma la disonancia en el espacio del que son tan fanáticos los camarógrafos de la industria.

(Imagen: HPFA)

Así que esta vez, cuando George Clooney se levante para recibir su Premio Cecil B. DeMillle a la trayectoria, no habrá nadie que ocupe su asiento.



LA CENA SE SIRVE RIDÍCULAMENTE TEMPRANO

Si bien en Estados Unidos, el horario promedio de la última comida del día es cerca de las 19 hs, esto ya es demasiado. La cena se sirve cerca de las 15:30 hs así, cuando la trasmisión comience a las 17 hs, no se escuchará el ruido blanco de platos, cubiertos y estrellas masticando. Sencillamente, es de mal gusto.

(Imagen: InStyle)



DE CUALQUIER FORMA, EL CHAMPAGNE SE SIRVE DURANTE TODA LA NOCHE

El Möet & Chandon Grand Vintage Blanc 2004 y el Moet & Chandon Rose Imperial que correrá libre entre las copas de las estrellas durante toda la noche cotiza en unos U$S 100 dólares la botella. Pero el ritual espumante empieza antes de incluso sentarse: unas 1500 botellas de mini Möet se reparten en la alfombra roja antes de entrar a la cena.

(Imagen: Moet)



Y EL CHAMPAGNE TIENE SU EFECTO...

Amén de que los discursos ebrios ya son un clásico de los Golden Globes, el mayor peligro no es emborracharse, sino pasarse lo bastante de copas como que la naturaleza llame en pleno momento de gloria.

Así fue para Christine Lahti cuando ganó en 1998 el galardón a Mejor Actriz en Serie Dramática de TV por Chicago Hope. Al momento de anunciarse su victoria, Lahti estaba en el baño (todos recordamos a Robin Williams matando el tiempo hasta que volviera).

Increíblemente, Lahti empezó una tradición. Tres años después, Renee Zellweger cometió el mismo error y dejó a Hugh Grant al borde de aceptar su premio honorariamente cuando admitió estar limpiándose el labial de los dientes en el baño.



EL GLOBO DE ORO ES MUCHO MÁS PESADO DE LO QUE CREÍAS

Enchapado en oro de 24 kilates y con un costo de U$S 800 cada uno, el trofeo pesa unos 2,5 kilos. Más o menos lo que pesa un chihuaha ligeramente entrado en carnes.

(Imagen: Daily Mail)



LOS TYPOS SON PARA TODOS: INCLUSIVE LOS GLOBOS DE ORO

Jon Hamm habrá ganado dos veces el Globo de Oro y habrá sido nominado otras seis, pero eso no impide que los premios olviden o deletreen mal su nombre.

(Imagen: HPFA)

En 2015, cuando su estatuilla arribó por correo reconociendo su rol en Mad MenGear, Hamm publicó un video en el que muestra el error tipográfico. "Chicos, aquí no hay H", suplicó a la HPFA en la toma, que se hizo viral para darle al actor la estatuilla correcta.



(Imagen de Portada: HPFA)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes