Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

La Lavandería netflix Panama Papers Soderbergh

Crítica a 'La Lavandería', los Panama Papers desde el lente de Soderbergh

21 de octubre del 2019
Por Samantha Cerff
Gary Oldman, Antonio Banderas y Meryl Streep lideran la nueva comedia negra de Netflix.

Un elenco de infarto y un polémico tema fueron más que suficiente para hacer de La Lavandería una de las propuestas más esperadas de Netflix. El nuevo largometraje de Steven Soderbergh, quien nos ha regalado cintas como 'Erin Brockovich' y 'La gran estafa', toma como base el caso de los Panama Papers y lo convierte en una comedia negra para el servicio de streaming.



La Lavandería nos presenta a Jürgen Mossack y Ramón Fonseca, interpretados por Gary Oldman y Antonio Banderas, respectivamente. La dupla (inspirada en los abogados reales del polémico caso) será la responsable de contar una serie de hechos que llevará a la exposición del fraude financiero a gran escala que se llevaba a cabo gracias a sus artimañas.



En esta cinta, Meryl Street interpreta a Ellen Martin, una mujer viuda que hará lo posible por desenmarañar este caso, tras un trágico accidente. Si Oldman y Banderas son los que representan a quienes ganan en esta compleja historia, Meryl vendría a ser una representación del lado de las víctimas. Además, este personaje creado para el film ayuda a conducir el caso desde un punto de vista que representa al ciudadano de a pie, pues pronto descubriremos que Mossack y Fonseca son narradores poco fiables.

La Lavandería se muestra como una entretenida propuesta, con dos presentadores con los empatizamos poco o nada. Esto, en cierta medida, mantiene su propia gracia. El dúo explica complicada terminología financiera de una manera didáctica, pero no resulta suficiente para mantener un cohesivo hilo narrativo a lo largo de la propuesta. De hecho, las exageradas representaciones resultan interesantes cuando no están rompiendo la cuarta pared para explicar algún detalle al espectador y quedamos con ganas de saber más de los personajes dentro de la historia. O, en general, queremos más historia.

Tanto Oldman como Banderas parecen pasarla la mar de bien como esta irreverente dupla; sucede lo mismo con Streep, quien al final de la cinta sorprende con otro personaje. Sin embargo, La Lavandería parece quedar a medio camino, pues parece querer abarcar la mayor cantidad de información posible. El estilo que Soderbergh elige para contar esta historia logra convertir el film en un producto entretenido, pero con un material tan rico entre manos quizá el publico quede con más preguntas que respuestas.



(Imagen de portada: Netflix)



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes