Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

#LasImperdibles: Nuestras películas favoritas de Denzel Washington

#LasImperdibles: Nuestras películas favoritas de Denzel Washington

12 de agosto del 2018
Por Cristhian Manzanares
Dos premios Oscar, dos Globos de Oro, y un puñado de inolvidables actuaciones.

Denzel Hayes Washington, Jr. es ya el actor afroamericano más nominado en la historia de los premios de la Academia, los Oscar. Y aunque no ha sido un actor con películas infalibles, son muchas más las veces en las que hemos disfrutado de sus electrizantes caracterizaciones en algunas de las más notables películas que nos ha dejado el séptimo arte.


Denzel Washington El Justiciero 2

Denzel Washington en 'El Justiciero 2' (Foto: Andes Films)



De activista a los derechos humanos a boxeador, de asesino sin escrúpulos a guardaespaldas, el registro de este actor es más que impresionante. A propósito del estreno de 'El justiciero 2' por estos días, aquí te mostramos nuestra lista de películas favoritas del gran y único Denzel Washington:



Día de entrenamiento (2001)

Alonzo Harris es el nombre. Un detective de la policía de Los Angeles que debe "introducir" a un novato agente (Ethan Hawke) a su primer día en las calles. Poco a poco nos vamos dando cuenta que las lecciones que el policía interpretado por Denzel tienen otras motivaciones, muy oscuras, y que es capaz de todo, incluso de incriminar a su nuevo compañero, para lograr sus siniestros objetivos. Washington se lleva su segundo Oscar gracias a esta cinta de Antoine Fuqua (con quien hiciera después 'El justiciero' en el 2014 y 'Los siete magníficos' en el 2016), esta vez como Mejor Actor, 38 años después de la última vez que un actor afroamericano lo lograse: nada menos que Sidney Poitier por su triunfo en la película “Lilies of the Field” de 1963. Y lo hizo justo en la noche en que Poitier recibía su Oscar honorario. A veces sí hay justicia.



Malcolm X (1992)

De toda esta lista, tal vez esta pueda ser la película en donde el personaje le calzaba como anillo al dedo a nuestro querido Denzel Washington. El cuestionado y polémico líder afroamericano Malcolm X es llevado al cine de forma tan vívida e intensa por parte de Denzel, además del incuestionable parecido físico, que sin duda puede considerarse como su papel más representativo. Spike Lee dirije con agudeza y vigor cada escena, dejándonos una cinta formidable e inolvidable, que reluce gracias al enorme talento del señor Washington. Inexplicablemente, el Oscar a Mejor Actor se fue para Al Pacino en una pelícual que quizás ni él mismo recuerda ('Perfume de mujer' se llama, por si acaso).



El vuelo (2012)

Robert Zemeckis ingresa a la lista de directores que han contado con el talento de Washington para entregarnos películas notables, y esta no podía ser menos. Aquí interpreta a un piloto alcohólico de una aerolínea comercial que salva la vida sus pasajeros con una maniobra inenarrable, estando bajo los efectos del licor. 11 años después de llevarse la estatuilla dorada como mejor actor, parecía que esta cinta le entregaría una alegría más... pero, cuándo no, Daniel Day-Lewis (por 'Lincoln') le arrebató el galardón.



Gánster americano (2007)

Podemos coincidir en que Denzel Washington es un excelente actor; pero cuando hace el papel de malo, es mucho mejor todavía. Si ya había probado en 'Día de entrenamiento' que ni King Kong podía con él, en esta cinta de Ridley Scott (mira no más los nombres que han sabido dirigirlo...), bajo la piel del criminal Frank Lucas, un capo de las drogas de Harlem conocido por intruducir heroína en USA en aviones de servicio que regresaban de Vietnam, Washington demuestra con soltura y temple que cuando aparece en pantalla todo se enciende.



El plan perfecto (2006)

Nuevamente bajo las órdenes de Spike Lee (y a la fecha, su última colaboración), el gran Denzel nos introduce en una cinta en la que hace de un acusioso detective de la ciudad de Nueva York que por gajes del oficio debe acudir al robo de un banco y negociar con el cabecilla de los ladrones (Clive Owen) en el momento en que su "plan perfecto" se convierte en un un asalto con rehenes en las oficinas. Como era de esperarse, las cosas se complican, y gracias a una brillante dirección y un elenco notable, nos sorprendemos con cada giro que da la cinta.



Filadelfia (1993)

En el inicio de la década de los noventa, Denzel era una fuerza imparable. Y si bien es cierto este film de Jonathan Demme se le suele recordar por la performance de Tom Hanks como el abogado enfermo de SIDA injustamente despedido de su estudio (que le valdría su segundo Oscar consecutivo como mejor actor), no deja de ser igual de impresionante el retrato de Washington como el abogdo defensor que debe representar a Hanks en la corte, quien pasa de la homofobia a la defensa de los derechos humanos, en una sutil pero no por eso menos notable transformación. Uno de los grandes papeles de su carrera.



El huracán (1999)

La historia de Rubin “Hurricane” Carter es una de las más trágicas en la historia del deporte afroamericano. Solo era un acto de justicia que esta sea representada en la pantalla grande por el enorme talento histriónico de Denzel Washington. La cinta de Norman Jewison tiene algunas inexactitudes pero no eso no disminuye la enorme actuación de Denzel como el boxeador que es injustamente codenado por un asesinato que no cometió, rol por el que se llevó su segundo Globo de Oro. Lamentablemente, no repitió el plato en los premios de la Academia porque prefirieron a Kevin Spacey por 'American Beauty'. Mira cómo están las cosas ahora...



Grito de libertad (1987)

Una cinta no tan recordada por el público, pero muy significativa para Washington ya que por ella, en la que interpreta al activista sudafricano anti-apartheid Steve Biko, recibió su primera nominación al Oscar como Mejor Actor de Reparto. Como se sabe, Biko fue arrestado y posteriormente asesinado por la policía debido a los golpes recibidos en su captura. La película fue dirigida por Richard Attenborough y aunque quien tiene el protagonismo en pantalla es Kevin Kline por su papel de Donald Woods, el periodista que trata de exponer la culpabilidad de la policía en la muerte del activista, no le resta ningún atractivo a la fuerza interpretativa del gran Denzel. ¿Quién le ganó el premio en esta ocasión? Sean Connery por 'Los Intocables'.



Hombre en llamas (2004)

A alguien se le ocurrió que Denzel sería un magnífico asesino, y que Tony Scott podía ser quien dirija esa película. No se equivocó. Washington lleva su interpretación a un nivel sorprendente para alguien a quien no imaginaríamos como un eficiente pistolero en una cinta de acción. Esta sería una de sus varias colaboraciones con el difunto director, y aunque quizás la cinta se extiende un poco más de lo debido, igual nos impresiona el ritmo que le imprimen en varios pasajes, en el que Denzel debe vengar la muerte de una niña (Dakota Fanning) que juró proteger.



Gloria (1989)

Esta película de Edward Zwick es especial para nuestro Denzel porque es la que le valió su primer Oscar, como Mejor Actor de Reparto, por interpretar al soldado Trip, un ex esclavo que integraría el primero batallón voluntario compuesto por soldados negros de la Guerra Civil norteamericana, con todos los prejuicios que esto acerreó en la época, y que fuera liderado por el coronel Robert Gould Shaw (papel que recayó en Matthew Broderick). Aquí despegó la gran carrera fílmica del querido y reconocido Denzel Washington.



(Imagen de portada: Andes Films)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes