Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Fyre, el desastroso festival que nunca se realizó, tiene ahora dos documentales

Fyre, el desastroso festival que nunca se realizó, tiene ahora dos documentales

22 de enero del 2019
Por Cristhian Manzanares
Una producción de Hulu se suma al realizado por Netflix

Un par de años después de la catastrófica inauguración y cancelación casi simultánea del festival Fyre, dos de las plataformas de streaming más importantes del momento, Netflix y Hulu, han estrenado sendos documentales que nos muestra la historia de esta tragedia millennial. Antes, un poco de background: Fyre se promocionó como un exclusivo festival musical repleto de glamour. Las publicaciones en Instragram incluían un video con las modelos más cotizadas del momento, nadando en las transparentes playas de Bahamas, y cuando no estaban en el mar, reposaban sin preocupaciones sobre un yate privado. Todo organizado por Billy McFarland, un emprendedor apenas en la mitad de su segunda década de vida, junto al rapero y empresario Ja Rule.




Actualmente, McFarland está sentenciado a 6 años de prisión por fraude. ¿A quién embaucó? Básicamente, a todos, ya que no solo hubo un público que pagó impensadas cantidades de dinero por vivir esta experiencia que nunca recibió, sino que también dejó impago a la gran mayoría de su staff. ¿Cómo se llegó a toda esta situación? Eso es lo que iremos descubriendo en ambos documentales, Fyre: The Greatest Party That Never Happened de Netflix, y Fyre Fraud de Hulu. Ambos poseen muchas similitudes, pero sus enfoques son muy diferentes, y a continuación desarrollaremos qué tiene cada uno para ofrecernos.

El principal atractivo de Fyre Fraud, sin duda, es que posee el testimonio de McFarland. La entrevista que veremos aquí fue hecha en octubre de 2018, justo antes de su sentencia. ¿Por qué Fyre: The greatest party… no pudo contar con su alegato? Porque según Chris Smith, el director del documental de Netflix, este sujeto les pedía 125 mil dólares por ponerse frente a la cámara. Se sabe que Hulu sí pagó una fuerte suma de dinero para incluirlo en su producción (aunque no se ha revelado el monto real). Además, también cuentan con una entrevista a su pareja, Anastasia Eremenko, quien habla bien de su Billy. Ella no es ni siquiera mencionada en el filme de Netflix.



Este, sin embargo, es producido, entre otros, por quien fuera –y mucho ojito con esto– la compañía que se encargó de realizar la promoción en redes sociales para este festival, Jerry Media, con aquel famoso videoclip con modelos, yates y playa. Además, también son entrevistados en este documental, en donde indican entre otras cosas que las cabezas les pidieron borrar muchos comentarios negativos respecto al festival en sus redes cuando no obtenían respuesta sobre la poca o nula información que recibían sobre el mismo. Así que aquí vemos que, en ambos casos, hay algunos conflictos de intereses antes los cuales ambas producciones se hicieron de la vista gordo, ¿no es cierto?



Sin embargo, cuando se trata de VER qué sucedía semana a semana, día a día, hasta el desastroso lanzamiento del festival, en definitiva, el documental de Netflix posee más material para apreciar y dejarnos, literalmente, con la quijada en el suelo. esto se explica con lo mencionado en el párrafo anterior, ya que Jerry Media cuenta con imágenes de archivo de todo lo que grabaron durante este desquiciado proyecto, precisamente porque las órdenes de McFarland fueron “grabarlo todo”. Y por el metraje develado, se nota que así lo hicieron (además, el trabajo de edición es superlativo).

De la misma forma, si hablamos de entrevistas, aun cuando Hulu posee al cabecilla de todo este suceso en “exclusividad”, Netflix nos muestra a todo un grupo de personas que trabajaron con y para McFarland antes y durante el desarrollo del festival. Los testimonios ahí revelados superan lo alucinante, como por ejemplo la historia de aquel señor que tuvo que ir a solucionar el problema de los camiones de agua varados en la aduana de Bahamas. Hulu ha preferido enfocarse en el impacto cultural de este frustrado festival, orientándose hacia la importancia (o no) de las redes sociales en la construcción de un hecho… que fue un absoluto fiasco para su generación.

Y aquí es donde radica la gran diferencia entre ambas producciones: Netflix nos muestra lo que el título de su documental nos promete, por qué nunca sucedió lo que se prometió, mientras que Hulu pretende ampliar la mira, mostrándonos quién era McFarland, y cómo casi llegó a convertirse en el Mark Zuckerberg de los eventos… pero terminó estafando a su público. Eso sí: nunca queda claro del todo cuál fue el rol verdadero de Ja Rule en toda esta historia, considerando que era (¿sigue siendo?) el socio de McFarland en esta empresa demencial; incluso, ha salido a declarar, a raíz de la aparición de estos documentales, que él también fue estafado. Say what?



Entonces, ¿cuál te gustaría ver ahora?




(Imagen de portada: Hulu)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes