Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

jean claude van damme steven seagal pelea sylvester stallone

Van Damme vs. Seagal: el día en el que Jean-Claude y Steven casi pelean

31 de octubre del 2019
Por Gabriella Botello
Así relató el enfrentamiento Sylvester Stallone, testigo de la secuencia.

Esta parece la premisa de una épica película ochentosa, pero a veces, la realidad es más extraña que la ficción y nos regala unos titulares tan épicos que ni nos podemos inventar. Y eso fue precisamente lo que ocurrió en una fiesta de Sylvester Stallone en su mansión de Miami en el año ‘97 cuando Jean-Claude Van Damme y Steven Seagal casi se van a las manos.


Increible pero cierto… Pero esta debe ser solo una de las increíbles anéctotas que Stallone debe tener en el arcón de los recuerdos. Evidentemente, las cosas arrancaron porque Seagal ( héroe de las artes marciales y de las malas decisiones de tintura) venía ufanándose de que podía golpear al belga de la cadera cumbiera.


Van Damme se cansó de que Seagal anduviera diciendo a sus espaldas que podía patearle el trasero cuando quisiera, así que se fue directamente a por él y lo retó, invitándolo a salir afuera. ¡Quería limpiar el piso del jardín con él!", detalló. Al final Seagal declinó la pelea y se fue de la fiesta.

Pero la cosa no terminó ahí. De acuerdo a lo que relató Stallone, Van Damme estaba tan enojado que lo siguió hasta la discoteca para pelearse. (Des)Afortunadamente, Steven logró de nuevo evitarlo y ahí terminó todo el asunto.


Pero tan solo imagínense el potencial de esa pelea. Entre las explosiones y talento para el karate de Steven (que, para ese momento, aún no era sinónimo de películas estrenadas directamente en VHS, sino que seguía siendo el héroe de Hard to Kill) contra los splits letales del kickboxing de Jean Claude. Todo esto, en un escenario símil Street Fighter de fiesta made in Miami, pero con Stallone correteando de fondo intentando aplacar los ánimos. Ya sabemos: nosotros también necesitamos un GPS para encontrar la papilla en la que se conviritó nuestro cerebro.


De hecho, el propio Syl hizo sus apuestas (mentales) y decretó a un ganador. "En aquella época Van Damme tenía 27 años, era más fuerte que Seagal y estaba en el mejor momento de su carrera, así que...", explicó Stallone. De hecho, Steven tenía 46 para ese entonces, así que es fácil imaginar que el protagonista de Kickboxer habría “limpiar el piso del jardín” con él.


Cualquiera sea el caso, Seagal negó la pelea con el paso de los años. "No pasó nada de eso. Hubiese sido como aplastar a una hormiga. Si me ve, seguro que hubiese salido corriendo…", habría declarado en una memorable ocasión.


Imagen de portada: wingchunnews.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes