Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

'This is America': Donald Glover/Childish Gambino hace historia en los Grammys con su protesta antiracista

'This is America': Donald Glover/Childish Gambino hace historia en los Grammys con su protesta antiracista

11 de febrero del 2019
Por Gabriella Botello
El disco y el corte promocional fueron seleccionados como Canción y Álbum del Año.

Es oficial: hemos jugado nuestras cartas Sabacc correctamente. O al menos, nos ganamos el premio gordo. Es que el mismísimo Lando Calrissian -timbero intergaláctico extraordinaire, destructor de (la segunda) Death Star, Rebelde con causas interplanetarias, miembro honorario del Original Trio, llegó a los Premios Grammy. Es que Donald Glover que le presta el cuerpo a Lando en Solo, acaba de hacerse de cuatro galardones con This Is America, el exitosísimo single de su alter ego musical Childish Gambino.


Se nota que el 2018/2019 es el momento para ser Donald. De buenas y primeras, porque This Is America, una crítica resonante a la violencia con armas de fuego y la discriminación en los Estados Unidos, es el primer single de rap en hacerse del premio mayor de la música contemporánea a Álbum del año y Canción del año. Segundo, porque debe ser la primera canción en ganar ese reconocimiento en el mismo año en el que el artista también fue nominado a un Globo de Oro por Atlanta (y en el que se hypeó sin retorno por su participación en Star Wars primero y Spiderman: Into the Spider-Verse después).



Y no se trata sólo de los premios que se acopia Glover, sino también del impacto cultural del premio. El hecho de que una canción de rap con alto contenido político haya ganado en una terna con "I Like It" de Cardi B, Bad Bunny & J Balvin y "Shallow" de Bradley Cooper & Lady Gaga nos revela que la industria musical está buscando más de sus ganadores y echándole luz a un género históricamente ignorado en las categorías principales de los Grammy (sobre todo en la categorías de álbum y canción del año, terreno tradicional del pop prefabricado). La potencia del reclamo contra el racismo cultural norteamericano -con todo y polemiquísimo video, que también ganó en su categoría- le ganó a cualquier balada o hit instantáneo.


Y la crítica no se detuvo ahí: Glover ni siquiera asistió a recibir el premio (un boicot del que también participó Ariana Grande de una manera bastante vocal). Es más: presentadores John Mayer y Alicia Keys debieron aceptar el premio en su honor por Canción del Año primero, y su colaborador Ludwig Göransson recibió el de Álbum del Año -que no supo siquiera decir dónde estaba Glove o confirmar si su ausencia era una forma de protesta. Eso sí: Childish Gambino apareció en un comercial de Google Pixel 3 -bailando con su homólogo playmoji-, así podemos concluir que su ausencia sí fue una declaración.

Nos alegra mucho que Glover y su exploración de las tensiones raciales que resuenan en toda América se hayan hecho del premio mayor. Amén de una apuesta a la diversidad en la industria en una noche en la que reinaron las mujeres, los Grammy parecerían haber tenido la necesaria actualización que todos merecíamos.



Imagen de portada: MTV Awards.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes