Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

Las 5 presentaciones borrachas más embarazosos de los Globos de Oro

Las 5 presentaciones borrachas más embarazosos de los Globos de Oro

8 de enero del 2017
Por Gabriella Botello
La noche de las estrellas de Hollywood se rocía con champagne para resultar en hilarantes (y vergonzosos) momentos en los escenarios del Globo de Oro.

Si los Oscar son la noche más grande de Hollywood, entonces los Globos de Oro son la fiesta más grande. Estrellas del cine y la televisión celebran a sus pares entre copas infinitas de champagne y se convierte en la receta más precisa para crear memorables momentos ebrios.

Aquí, uno de los más graciosos y resonantes momentos esfervescentes en el escenario de los Golden Globes (o, al menos, los que más lo parecen: no hacen tests de alientos en la Alfombra Roja. Aún).



PUESTO 5: EMMA THOMPSON

Por lo general, las estrellas que han estado acodadas en la barra a lo largo de la noche buscan mimetizarse entre el decorado para evitar ser descubiertos Conduciendo (los Golden Globes ) Bajo Influencia, un crimen penado en Hollywood con censura glacial. Pero no es así para Emma Thompson, que oficiando de equilibrista con su hermoso par de Leboutins en una mano y una copa de Martini en la otra, subió al escenario para leer los ganadores de su categoría. Al encontrarse con las manos llenas, revoleó los tacones y tomó el sobre. Es demasiado bueno.



PUESTO 4: HARRISON FORD

Enfrentémoslo, Harrison Ford siempre parece estar ebrio (y no de la manera graciosa). No obstante, este discurso de aceptación tiene más arrastre de palabras y pausas extrañas que los brindis de navidad del tío borracho. Así que se asume que Han Solo se pasó de cócteles antes de subir al escenario para la más soporífera de sus representaciones.

<


Será de los hombres más apuestos del planeta, pero esta presentación neurótica (y encantadora) de Andrew Garfield desbarranca cerca del segundo 20 y la lengua lo traicionó. Es cierto que hay palabras más difíciles que otras (digan "estreptococo" diez veces seguidas), pero "inspiracional" es difícilmente un buen ejemplo. Su cara de desconcierto no tiene precio y la total confusión acerca de por qué las sílabas no quieren cooperar con él es sumamente adorable. La tercera, no obstante, es la vencida y, entre risas y aplausos, logra salvarse del bochorno.



PUESTO 2: QUENTIN TARANTINO

Quentin Tarantino, jamás la virgen pudorosa, aún logra sorprender. Cuando se le anunció como nominado a Mejor Director en la entrega de 2013, no ganó el Globo de Oro: sí el premio a salto en largo de escupidas con champagne en una maravillosa explosión. Es cierto: ya había ganado Mejor Guion, así que especulamos que estuvo de copas celebratorias toda la hora que tardaron en entregarle el segundo galardón. Lo único que se puede agradecer es que no subió al escenario una segunda ocasión.



PUESTO 1: ELIZABETH TAYLOR

Nunca hubo duda: es más difícil señalar los episodios de sobriedad en la vida de Liz que sus descontroles legendarios. Pero jamás deja de sorprender que no haga anda a medias y en sólo una presentación de un premio logró: morder su lengua en palabras fáciles mientras que eludía minas linguísticas como Brokovich, saludar coquetamente a Dick Clark cuando la corrije, la alegría explosiva al conocer al ganador, etcetera. Por eso, le entregamos a ella el galardón: ¡todos salven a la reina!



(Imagen de Portada: Elle)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes