Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

kevin spacey la bamba sevilla abuso sexual

El polémico video de Kevin Spacey cantando 'La Bamba' en Sevilla

4 de setiembre del 2019
Por Gabriella Botello
Para ser Kevin se necesita una poca de gracia y otra cosita.

Nos encantaría que Kevin Spacey aprendiera cuándo decir basta, pero evidentemente necesita A) un mejor asesor de imagen; B) comprarse un sentido común; C) una onza de vergüenza o D) todas las anteriores. Pero no. A casi dos años de las acusaciones de abuso sexual que lo convirtieron en persona non grata de la industria, Spacey es un ejemplo de perserverancia y se rehúsa a hacer un mutis por el foro por más necesario que sea.


Como si no hubiera bastado con el polémico Let Me Be Frank navideño del año pasado, el actor de Belleza Americana reapareció en público con la tuna de la Universidad de Derecho de Sevilla… Bastante tranquilo… Y cantando La Bamba. Y no, no estamos bromeando. De hecho, a la evidencia nos remitimos.

Esta es su segunda aparición pública desde que las acusaciones de Anthony Rapp (que aseguró que el actor había abusado de él cuando tenían 14 y 26 años), después de la del Museo Nacional Romano en Italia el pasado agosto para recitar el poema The Boxer, del italiano Gabriel Tint. Y la gira europea de Spacey ha dado bastante de qué hablar en redes sociales.


Es que el actor tiene motivos para estar tranquilo: hace algunas semanas se desestimaron los cargos en el el único caso criminal por agresión sexual al que estaba haciendo frente. Un joven de 18 años aseguró que lo había emborrachado para propasarse con él. Por las inconsistencias del denunciante y porque se negó a presentar su teléfono celular, se determinó que el caso debía ser desestimado. Pese a que hubieron más acusaciones en su contra, esta era la única que estaba en instancia procesal. Todavía quedan en pie más de treinta denuncias, algunas judiciables y otras no.

Así y todo (y lógicamente), Spacey está ubicado en la casta más baja de Hollywood y se conviritó en intocable después de que surgieran sendas acusaciones en su contra en lo que se habría convertido en el preámbulo de #MeToo. Recordemos que Ridley Scott lo reemplazó de su All The Money in the World, que House of Cards lo borró de un plumazo y cerró la última temporada a las apuradas, y que también se desentendió de la biopic de Gore Vidal de Michael Hoffman.


Imagen de portada: El País.

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes