Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

¡Bestial! James McAvoy revela cuál fue el problema de salud que "casi lo mata"

¡Bestial! James McAvoy revela cuál fue el problema de salud que "casi lo mata"

27 de enero del 2019
Por Gabriella Botello
El actor, que interpeta a Kevin Crumb en 'Glass', contó que sufrió de una infección pulmonar bastante grave en abril del 2018.

James McAvoy casi se muere… Y no, no tiene nada que ver con la divisiva recepción de Glass, el punto cúlmine de la opus magna de M. Night Shyamalan que actualmente está viviendo un affaire con la taquilla. El actor -que nos deslumbró con su tour de force de veintitrés personalidades en Split- tuvo un roce bastante más cercano a la muerte que le hizo replantear un par de cosas.


Según compartió a la revista Men's Journal, el pasado abril sufrió un problema de salud algo grave que requirió de una operación de pulmón para quitar una mancha y hacerle una biopsia, un estudio de rutina que tomó un inesperado giro de Guate-mal a Guate-peor.


Si bien la biopsia no reveló ningún problema, el pulmón se infectó después de la intervención y debió permanecer tres semanas internado. "Casi me mata. Tuve mucho miedo, pasé por una experiencia terrible", aseguró el actor, que saltó a la fama al interpretar a la versión joven de Charles Xavier en la nueva saga de X-Men.


Obviamente, y como cualquier experiencia límite, la vivencia obligó a McAvoy a replantearse un par de cosas de su vida. A saber: el hecho de que precisa llevar un ritmo más pausado que le permita compartir con su hijo de 8 años. “No me malinterpreten, no estoy culpando a la industria. Amo mi trabajo, pero necesito más equilibrio", agregó. Es por ese motivo que no asumirá proyectos que lo mantengan a pasar más de cinco meses lejos de su hijto. Y estamos súper de acuerdo: ¡queremos más McAvoy para rato!

Pese a la vivencia, James demostró estar en óptimo estado físico para interpretar a la Bestia, la más brutal de las personalidades de Kevin Wendell Crumb, el esquizofrénico que le hace pasar un mal rato a Bruce Willis en Glass. “Estaba en buena forma, y me aseguré de estar tonificado y todo eso, pero pensé que sería mejor que me hiciera más grande esta vez", explicó sobre su espectacular físico para encarar el papel.

Imagen de portada: Universal.



Do you want to go to www.fandango.com? No Yes