Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

'The Last Jedi': Mark Hamill se arrepiente por sus críticas a Luke Skywalker

'The Last Jedi': Mark Hamill se arrepiente por sus críticas a Luke Skywalker

27 de diciembre del 2017
Por Gabriella Botello
¡Nooooo!

"Ese no es mi Luke", dijo. Y nos rompió el corazón. La pendular relación del fandom, la crítica evangelizada o detractora, los warsies fundamentalistas y la taquilla en meseta ciertamente hacen de Star Wars: The Last Jedi una peculiar experiencia. Pero así y todo, nadie parecía tener más reservas que el propio Mark Hamill y su histórico Luke Skywlaker. Si bien ya era bastante malo que hubiera jurado que odiaba lo que habían hecho con Skywalker, el actor redobló la apuesta la semana pasada, cuando explicó largo y tendido cómo el Luke de la octava entrega canónica de la franquicia galáctica no representa al personaje original. Pues sí, desde el polémico exilio en Acht-To postdeserción de Ben Solo hasta su ausencia de la nueva Resistencia, Hamill se deshizo en (razonables) críticas al personaje que planteó Rian Johnson. Pero, a dos semanas del estreno, Mark tira freno de mano y, sin desdecirse, reconoce que su valoración estuvo fuera de lugar. Y lo apludimos.

Vamos a los hechos: desde que el tiempo es tiempo y Star Wars es Star Wars, Mark Hamill es Luke Skywlaker. Incluso, podemos empujarlo al punto de decir que Star Wars es Luke y Luke es Hamill. La trascendencia cultural de Mark es indudable y de ahí el peso que se le adjudicó a las críticas, derramadas hasta las filas del fandom. Su "desacuerdo fundamental" con la visión de Johnson se evidenció cuando se estrenó la película, y el actor aseguró que el personaje no se parecía en nada a la concepción original de George Lucas (y que hasta prefería pensar que se trataba de "Jake" Skyalker). Los giros de guion tampoco terminaron de cerrarles a los propios warsies y la recepción divisiva de The Last Jedi empezó a hacer mella tanto en los puntajes de audiencia como en la taquilla, que experimenta el descenso histórico más marcado de cualquier película de la franquicia. Quizá por eso (o por la cercanía con las fiestas), Hamill determinó enmendar las cosas con el Episodio VII desde sus redes sociales.

"Me arrepiento de verbalizar mis dudas e inseguridades en público. Las diferencias creativas son un elemento común de cualquier proyecto, pero por lo general, se mantienen en pribado. Todo lo que quería hacer era una buena película. Y tuve más. Rian Johson hizo un GRAN clásico", publicó Hamill. Y no fue todo lo que dijo como redención de The Last Jedi. "Tuve problemas para aceptar lo que él [Johnson] veía para Luke. Pero también, quiero decir, habiendo visto la película, estaba equivocado. Creo que ser empujado de tu zona de comfort es una cosa buena porque si fuera otro benevolente maestro Jedi entrenando a padawans, sería lo mismo que hemos visto", explicó el actor a The Stupendous Wave, sitio al que hizo la entrevista completa.

Hay que reconocérselo: arrepentirse está muy bien, pero hay un fuerte esqueleto que sustenta las dudas iniciales de Hamill. Después de todo, el actor y George Lucas construyeron a Skywalker como un maestro más convencional, y hasta esa parecía la dirección en la que iba el personaje hasta El Despertar de la Fuerza. El sacrificio para volerse uno con la Fuerza y así salvar a la Resistencia no da mucho lugar al protagonista y, si bien Hamill está de momento reconciliado con la idea, muchos fanáticos no lo están. Habrá que esperar a que baje la espuma y ver.

(Imagen de Portada: Lucasfilms/Disney)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes