Déscargate nuestra app

para una mejor experiencia de cine

La Nueva "Disgayland": diversidad, orgullo e inclusión en la sexualidad animada [ANÁLISIS]

La Nueva "Disgayland": diversidad, orgullo e inclusión en la sexualidad animada [ANÁLISIS]

1 de marzo del 2017
Por Gabriella Botello
¡Libre soy! La representatividad homosexual llega a los dibujitos con cada vez más personajes que visibilizan las sexualidades disidentes en su cuerpo de celuloide. Gays, bis, trans y queer: todo vale en el Paraíso Inclusivo Cartoon. En Cinepapaya agitamos la bandera arcoiris y nos encanta. Te contamos del diverso universo animado

Animado, sí. Dibujado, no. Caballitos trans, familias homoparentales, mamás por dos, pececitas lesbianas, princesas sin Príncipe Azul, géneros difosos, caramelos intersexuales, gaytásticos estilos de vestir, y bi-besos en recitales: los cartoons del arcoiris son hacedores del nuevo universo animado que igualan, incluyen, diversifican, desafían, y reinventan a la heteronormatividad. Gay está bien. Y la pantalla chica ya lo sabe.

Algo pasó de un tiempo a hoy y las nuevas generaciones de cartoons cayeron, cual Astérix el Galo, en el caldero de poción mágica... Que podría haber sido de la identificación y el respeto sexual. Ya ni subliminal, ni sugerido, ni tibio, ni nada: del vade retro, homosexual que los llevó a censurar contenido tras contenido, Disney sale del clóset con bombo, platillo y look de showgirl con sus nuevos productos. A saber (y sin maquillaje): Le Fou, mano derecha de Gastón, acólito más petiso del cosmos, y cantante de tabernas amateur, se pronuncia gay en la nueva entrega de La Bella y la Bestia y estalla al orden sexual moderno. Y sólo es el primer fusible.

(Imagen: DIsney).

LeFou es alguien que un día quiere ser como Gaston y al siguiente quiere besarlo. Él está confundido sobre lo que quiere. Es alguien que apenas se está dando cuenta de sus sentimientos. Y Josh Gad hace algo realmente sutil y delicioso de esto. Y es por eso, que al final valdrá la pena. Pero es un lindo y exclusivo momento gay en una película de Disney", dijo el director Bill Condon en entrevista con Attitude. Por su parte, el actor agitó la bandera del orgullo:

La Disney-semana se convulsiona y viste de arcoiris: este no es el único gay-nnouncement de los últimos días. El primer homo-beso de la Disne-storia es de Star contra las fuerzas del mal. Y es natural, espontáneo y claro.

(Imagen: Disney XD)

Bien podrá ser el más obvio de los esfuerzos made in Disney, pero definitivamente no es el primero. La megacadena presentó en 2014 a su primera pareja homoparental en el último episodio de Buena Suerte, Charile. Las mamás de Tracy solo precisaron dos años y monedas para que la pantalla se gayvolucionara... Aunque Bob deba enfatizar lo obvio:

Y, a nivel antropológico, este cambio en las formas de representatividad sacude las estructuras de las normativas hetero-dirigidas. “Los dibujos animados son productos culturales diseñados para la infancia que reflejan ese 'deber ser' social. Como los mitos, sirven para explicar al niño el universo que lo rodea y qué es lo correcto y qué lo incorrecto. Son las historias que legitiman un orden moral. En esos términos, presentar dibujos animados distintos al orden moral que dice que ser homosexual o transexual es una enfermedad o está mal implica un cambio en cómo concebimos nuestra sexualidad", explicó la socióloga Julieta Caride. "No es casual que se estrenen en el momento de mayor avance de derechos para la comunidad trans y homosexual de la Historia”, agregó.

(Imagen: Cartoon Network)

Así, 'es tiempo de hacer historia' con historias como esta. Escena: “¡Hola, señor y señor McBride!” aúlla el pequeño hiperkinético koh-i-noor Lincoln Loud mientras abre la puerta al alérgico Clyde McBride para el primer pijama party de sus vidas. "Recuerda Clyde: nada de nueces, nada de gluten, nada de azúcar y nada de jugo de naranja. Ya sabes cómo te pones con eso", espeta su padre, Howard mientras el niño, con todo y bolsa de dormir, humificador, dehumificador, pijamas mono, máquina de ruido blanco y una lista de tamaño-pigmeo, entra a la casa. "¡Crecen tan rápido!", se emociona Horace McBride, su otro papá, mientras abraza a su esposo. Los Sres. McBride aparecieron en la pantalla de Nickelodeon en mayo del año pasado y desde entonces visibilizan a las parejas homoparentales de la T.V. infantil.

(Imagen: Nickelodeon)

Los contenidos no solo se adscriben a la pantalla chica. Frozen debe ser la gran canción a la independencia femenina y el ejército de fans le dicen let it go de los hombres a Elsa. La campaña #GiveElsaAGirlfriend surcó Twitter y baraja la posibilidad de que la princesa de hielo sea la primera Disney-sbiana. Aunque, para ser justos, deberíamos mencionar que la película del hielo de nuestras pesadillas ya tiene una pareja gay...

(Imagen: Disney)

(Imagen: Disney)

Escena: Oaken, dueño del sauna en el que Ana, se resguarda del frío habla de su familia y la saluda con el yoohoo más sueco y tierno de la historia. Su marido y parva de hijos contestan con otro mientras se remojan en el sauna. La homopareja también se repite en Buscando a Dory con esta dupla de mamás:

(Imagen: Pixar)

La homosexualidad no se limita solo a la paternidad: Gravity Falls, de Disney XD, y su amor guardaparque entre sheriff y alguacil, y las citas gay de Clarence, de Cartoon Network hablan de vinculaciones por fuera del matrimonio, amén de obedecer solo al orden familiar. Las elecciones sexuales se liberan y se transitan con toda la naturalidad del amor.

(Imagen: Cartoon Network)

La libertad arriba, también, al cuerpo. Escena II: “Puedo no tener un cuerno, pero sí tengo un corazón y, en ese corazón, ¡sé que soy un hermoso unicornio!” le confiesa Donnie, un caballito con un cuerno falso adosado en la frente que desea ser un unicornio, a Burbuja, una de las tres Chicas Superpoderosas. "Esto ya es superior: implicar que uno nace en un cuerpo equivocado es una metáfora de temas de género en un contexto digerible para niños”, asegura Caride.

(Imagen: Cartoon Network)

Gay-lémica

La animación se ajusta a la realidad: con una América Latina que abraza al matrimonio igualitario y las leyes de género, para muchos es necesario que las experiencias culturales en la televisión se ajusten a los contextos sociales actuales. Y la televisión es menester. “Éstos productos permiten deconstruir los prejuicios en los que se basa la discriminación”, nos explicó María Rachid, la secretaria general de la Federación Argentina Lesbianas Gays Bisexuales y Trans.

(Imagen: Cartoon Network)

"La idea es romper con los estereotipos de cómo debemos ser. Es abrir la pantalla, con una sensibilidd que nos permita otro tipos de abrodajes. Muchas veces, el planteo del género se aborda siempre desde un mismo lugar o un mismo enfoque y hay multiples variable: se inclusivos y lo más abiertos posibles es necesario. Se trata de cómo configuramos la pantalla y qué hacemos como adultos. Siempre me voy a plantear: si pasa en la pantalla, pasa en la vida. Y viceversa", nos comentó Karina Wroblewski, la directora general de Paka-Paka, la señal infantil estatal de Argentina, que lanzarán este año ocho historias sobre familias monoparentales, experiencias trans y cuentos que desafían a los conceptos de género.

(Imagen: FOX)

Por su parte, los padres son ambivalentes. “En el curso de mi hija mayor, hay una pareja de mamás, para Sofía es un hecho que existen parejas homosexuales y que los dibujitos se ajusten al mundo que ella conoce es maravilloso, además de necesario para formar una sociedad más abierta desde sus cimientos”, explica Paula Brisco, una arquitecta mamá de dos chicos de seis y ocho años.

(Imagen: Cartoon Network)

Los detractores, no obstante, son acérrimos contra la propuesta. “No son contenidos aptos para niños y ya tendrán tiempo de tomar sus propias decisiones, sin ser influenciados por los medios”, explica C.M., una programadora madre de José, de dos años.



(Imagen de portada: Montaje de Cinepapaya con imágenes de Disney, Cartoon Network y Nickelodeon)

Do you want to go to www.fandango.com? No Yes